31 diciembre 2014

¡Feliz 2015!

Bueno, aunque no soy muy de celebraciones navideñas, y me parece una chufa toda la parafernalia que rodea a estas fechas, me voy a estirar un poco con una felicitación (catastrófica) a ver si el año que entra se presenta un poquito mejor, porque este ha sido duro, muy duro en todos los sentidos. No voy a hacer una lista de propósitos, porque sé que no voy a cumplir ninguno. En todo caso, intentar ser mejor persona porque a veces reconozco que soy infumable, ja ja... y darle caña a mi curso autodidacta de japonés (¿qué saldrá de esto? cualquier cosa XD). Llevo casi un año, y aunque voy muyyyy despacio, me siento orgullosa de mis pequeños avances.

Estoy agudizando mi oído con el idioma gracias a grandes maestros como Misaki Takahashi y Onodera Ritsu, y estoy aprendiendo frases tan indispensables como "Detente, pervertido", "¡Soy un hombreee!" y "¡Qué demonios!". Ja ja ja....

Que tengáis una buena entrada en el Año Nuevo de parte de Pequeña Recluta, Minuto, y un nuevo miembro de la familia, Pequeño Cthulhu.

Eso sí, ¡me niego a comer las uvas! De ahí no me saca nadie.


Las prisas por hacer algo que no tenía pensado, y tener las manos más torpes del
mundo. Mi maravillosa acuarela terminó salpicándome por todos lados, ja ja...

27 diciembre 2014

Manga: En la misma clase (1)

Posiblemente esta sea la última entrada del año, y qué mejor forma de terminarlo que con este manga.

Reconozco que la primera vez que vi algo de Asumiko Nakamura, salí huyendo. Su estilo de dibujo me parecía tan extraño, ya que no era el típico del manga, que me echó para atrás. Y empecé con J no subete, así, a pelo y sin vaselina. Para quién no lo conozca, se trata de una historia bastante dura con abusos y violencia bastante explícita. Vamos, que no pasé ni del segundo capítulo.

Mucho tiempo después, buscando alguna historia en plan comedia, encontré Sora to Hara. En cuanto vi el dibujo lo reconocí, y me eché a temblar (¡qué mal recuerdo me dejó la jodía la primera vez!). Pero le di una oportunidad, y me alegro de no haber huido (¡No corras, que es de cobardes!). Me encantó, tanto la historia como los personajes. Y ahora adoro su dibujo. Por supuesto, no tenía ni idea que era un spin-off de Doukyusei (En la misma clase).

Cuando la editorial Tomodomo anunció que iba a publicar Doukyusei, e investigué un poco, entonces es cuando empecé a encajar algunas piezas de Sora to Hara (ahhh... o sea que empecé la historia por el final, qué típico de mí).

La música será el detonante de esta historia.
En la misma clase (tomo 1 de 3), de Asumiko Nakamura, de
Editorial Tomodomo. Edición de tapa blanda con sobrecubierta,
consta de 184 páginas.


Sinopsis: Sajô y Kusakabe son dos estudiantes de un instituto masculino, y van a la misma clase. A parte de eso, no tienen nada en común. Mientras que Sajô es un estudiante con un expediente académico impecable, Kusakabe no se preocupa de otra cosa que no sea tocar la guitarra, sin pensar en el futuro. Un día, durante la clase de música, y mientras ensayan una canción del coro, Kusakabe se da cuenta que Sajô no canta. Al principio piensa que a Sajô no le interesa la música, pero cuando descubre que éste no canta porque no sabe interpretar una partitura, se ofrece a ayudarle. Poco a poco, van entablando una relación que se irá convirtiendo en amor. Pero también surgirán los primeros choques entre dos personas que se están empezando a conocer, las inseguridades por esa relación, el plantearse que van a hacer en el futuro cuando abandonen el instituto. Serán sus primeros pasos hacia la vida adulta.

En la misma clase, de Asumiko Nakamura, es una serie cerrada de tres tomos, de género costumbrista, comedia, y romance (yaoi). La historia es muy sencilla, tan normal que es fácil que te puedas sentir identificado, porque todos pasamos por lo mismo en la adolescencia: ¿Qué hago cuando termine el instituto? ¿Voy a la universidad y sigo estudiando? ¿Y qué estudio? ¿Paso de libros y me echo a trabajar? ¿Qué...? Y el desarrollo de la relación de los dos chicos está muy bien llevada. A pesar de lo diferentes que son, se complementan, y lo que les une va siendo cada vez más fuerte.

Los protagonistas me han gustado mucho, cada uno tiene su propia personalidad. Sajô es muy formal, bueno en los estudios, muy centrado, mientras que Kusakabe es más alocado. Hasta la forma de hablar de cada uno es totalmente distinta, ya que Sajô es muy educado, y Kusakabe es un mal hablado y le mete veinte patadas al diccionario. Y sin olvidar al profesor de música, Hara, que menudo personaje XD.


La colorida sobrecubierta...

... y la portada en blanco y negro.

Como sabréis, si habéis leído alguna otra reseña de mi blog, me apasiona el diseño de las portadas y las sobrecubiertas (loca me volví con la presentación de Nijigahara Holograph por parte de Milky Way). Y la del manga que nos ocupa ahora me ha gustado mucho. Una colorida sobrecubierta, en contraste con la portada que esconde debajo, en blanco y negro, con los protagonistas en primer plano. Sencilla pero preciosa.

El estilo de dibujo, como explicaba al principio, la primera vez que lo vi, no me agradó mucho. Esos cuerpos larguiruchos, a veces mal proporcionados. Y los ojos que dibuja en algunas ocasiones, que parece que el personaje ha estado esnifando pegamento, me choca mucho con cómo los dibuja otras veces, con sumo detalle del iris y las pestañas. Sin embargo ahora, me encanta ese trazo fino y detallado. Lo que antes me parecían cuerpos larguiruchos que vayan a desencajarse, ahora los veo como puro movimiento. Los personajes son muy expresivos, transmiten con la cara y el cuerpo.


Sajô y Kusakabe en pleno ensayo del coro.

¡Kusakabe! Atiende en clase y deja de coquetear.




Me encantan este tipo de secuencias. La forma que tiene de narrar, sin palabras, como si fuesen los fotogramas de una película. Con tanta sencillez, y lo mucho que cuenta.


El diseño de los personajes también dice mucho de cómo es cada uno. Sajô va con su uniforme impecable, la corbata bien colocada, portando su mochila perfectamente. Kusakabe, al contrario, va hecho un desastre, con el pelo alborotado, la mochila colgando de cualquier forma, la corbata deshecha, y es el que suele llevar la carga cómica por lo extrovertido que es.

Otro punto a su favor es la naturalidad con la que narra la relación de los dos chavales. Son dos personas que se gustan, dejando de lado que los dos son chicos (igual que en Seven Days, sin montar un drama).



El manga se puede adquirir en la propia web de la editorial, y en tiendas especializadas, a 7.95 €. Ojalá que tras esta historia, se animen a publicar su secuela, Sora to Hara, que tiene de protagonista al profesor Hara.



En conclusión: para quienes quieran leer una historia entretenida, con toques de humor, romance sin ser empalagoso, y ver un estilo distinto al típico manga, esta es una buena opción. Y además una oportunidad de conocer a una gran mangaka como Asumiko Nakamura.


El profesor Hara dará lugar también a algunos momentos cómicos.


Hasta la próxima misión.


Post data: Pequeña Recluta volvió a intentarlo con J no Subete, y esta vez no huí. Nakamura sabe cómo tratar cualquier tema, por duro que sea, y cualquier género.

20 diciembre 2014

Relatos cortos de H. P. Lovecraft

En los últimos días he estado leyendo algo de H. P. Lovecraft. Desde que estaba en el instituto siempre he leído género de terror, y sin embargo, no conocía nada de este autor. Tras escuchar un podcast dedicado a él, me picó mucho la curiosidad, así que le dí una oportunidad.

Lo que he leído son relatos cortos en su mayoría, aunque algunos son de más extensión, como "El que susurra en la oscuridad" o "En las montañas de la locura". Sus relatos te sumergen en un mundo plagado de horrores ocultos que es mejor no descubrir, con seres y demonios antiguos de pesadilla. También habla sobre crueles razas extraterrestres, que podrían acabar con nosotros como si fuésemos mosquitos.

Los libros que han caído en mis manos, de la editorial EDAF.

Es muy descriptivo, tanto, que parece que puedas hasta percibir el hedor de las truculentas escenas que te está mostrando. Desde luego te mete en situación. Su lectura no es sencilla, ya que usa un lenguaje bastante recargado, lleno de adjetivos, y sin apenas diálogo (por no decir ninguno en algunos relatos), con lo que más de una vez tenía que parar y volver a leerme el párrafo, porque ya no sabía qué puñetas me estaba describiendo, ja ja... Aún con esa pega, lo he disfrutado.

Sobre todo "En las montañas de la locura" lo disfruté como una enana, porque empieza como una exploración de un grupo de científicos en la Antártida, y poco a poco se va tornando en pesadilla (hay una parte que parece casi la peli de La cosa). La descripción que realiza de las ruinas de una civilización que se encuentran allí me parece alucinante, parece que la estés viendo realmente por todos los detalles que ofrece. Me encantaría poder ser capaz de dibujar esa ciudad entre las montañas (y lo intentaré, aunque sé que me saldrá un churro).

Lo mejor es, si os gusta el género de terror, darle una oportunidad. Los dos libros que cayeron en mis manos son de la editorial EDAF, pero son de hace años. Actualmente, la editorial Valdemar tiene una gran selección de la narrativa de Lovecraft, muy vistosos, en negro y tapa dura.

Os adjunto el enlace del podcast que escuché, que está muy interesante, ya que te habla no sólo de su obra, si no también de su vida: La órbita de Endor: Especial H. P. Lovecraft

También un par de webs donde hay bastante información acerca del autor:

Tiene un lenguaje bastante recargado, pero he aprendido muchas formas de describir lo "indescriptible". A pesar de mis
esfuerzos, no conseguí que me dijera dónde encontrar el Necronomicón.


Sin más, se despide la Pequeña Recluta a la hora en que las horribles blasfemias inundan la tierra al amparo de la oscuridad.

Hasta la próxima misión. Si sobrevivo.

01 diciembre 2014

Manga: Seven Days (1)

La espera ha sido larga, pero al fin tengo entre mis manitas el primer tomo de Seven Days. Lo leí hace siglos por scans y me agradó mucho la historia. Por eso, cuando supe que iban a publicarla en España, me alegré de que por fin una editorial se animara a traer algo de género yaoi. Y nada mejor que empezar con un manga que tiene una buena historia, unos personajes que se van desarrollando de forma coherente, y un dibujo muy agradable.


Pequeña recluta está la mar de contenta de poder leer algo de género yaoi sin
ayuda de un diccionario de inglés.
Seven Days (tomo 1 de 2). Con ilustración de Rihito Takarai y guión de Venio
Tachibana.
Editorial Tomodomo. Edición de tapa blanda con sobrecubierta, consta de 168
páginas. Su precio es de 7,95 €.

Sinopsis: Una mañana de lunes, Yuzuru Shino, un estudiante de tercer curso, se encuentra en la entrada del instituto a su compañero del club de tiro con arco Tôji Seryô, de primer curso. Éste es bastante popular entre las chicas del centro por aceptar salir con la primera que se lo pida cada lunes, siendo su novio durante esa semana, y llegado el domingo, corta con la chica. Arrastrado por la curiosidad de este comportamiento, Yuzuru le propone en broma que salga con él. Para su asombro, Seryô acepta la propuesta, y se termina convirtiendo en su nuevo ligue.


La ilustración que decora la parte trasera
de la sobrecubierta.
Este primer volumen relata la historia del lunes al jueves incluido. Ambos protagonistas buscan a esa persona de la que puedan enamorarse más allá del físico, o la idea preconcebida que pueden tener de ella. Me agrada la naturalidad con la que se narra la relación. Son simplemente dos personas que se están empezando a conocer, dejando de lado que ambos son chicos.

Para quien sea un poco reacio con este género, o que no le agrade por si hay escenas subidas de tono, con este manga no tiene de qué preocuparse, y la historia es buena, centrándose más en la evolución de los sentimientos de ambos chavales. Así que no dudéis en darle una oportunidad.

El dibujo es bonito y detallado. Tal vez los personajes son demasiado delgados para mi gusto, aunque también es cierto que es de los primeros mangas de Rihito Takarai, y comparando con su dibujo de ahora, se nota bastante la evolución. Aunque aún sigue dibujando personajes muy estilizados, ahora los hace más proporcionados y con más músculo.

Aquí pongo un par de imágenes de los dos protagonistas, para que os hagáis una idea del estilo de dibujo.


Shino meditando qué más hay, aparte del físico, para enamorarse de otra
persona.


Seryô practicando en el club de tiro con arco. Prácticas a las que empieza a
acudir gracias a la insistencia de Shino. Al fin y al cabo, Shino es el mayor,y
en algunos momentos actúa como un senpai que intenta ayudar a su kôhai.
La trama no se centra sólo en el romance de los chavales, si no en la amistad
que van forjando poco a poco.


Acerca de Rihito Takarai, otras obras a destacar son Hana no Mizo Shiro (Sólo la flor lo sabe), Kakemakumo Kashikoki (La novia del espíritu del zorro), y las más recientes Ten Count (a la que estoy enganchadísima; a ver cuando llega al punto diez, XD), y Graineliers (de género fantástico).

Suele ser bastante activa en su cuenta de twitter, colgando a menudo imágenes e ilustraciones.

Avatar de su cuenta de twitter.

Conclusión: una historia entretenida, con romance, algo de humor, y unos personajes a los que les vas cogiendo cariño según vas conociéndolos y vas comprendiendo el por qué de sus acciones. Espero que salga bien esta apuesta, y más adelante traigan más títulos de este género, tan escasos por estos lares.

Hasta la próxima misión.

10 noviembre 2014

Anime: Welcome to the NHK!

Después de un mes bastante caótico, y de recuperarme de "la madre de todos los resfriados" (en la vida un constipado me ha tenido cuatro días con fiebre), por fin voy a hacer la reseña de una serie que vi hace unas semanas, y que devoré como hacía tiempo que no hacía. Se trata de Welcome to the NHK! (NHK ni Youkoso!)


Tatsuhiro Satou, un joven de 21 años que abandonó la universidad en su primer año tras tener un ataque de pánico, sufre de auténtica fobia social, y lleva una vida totalmente reclusiva como hikikomori. A punto de entrar en su cuarto año de reclusión, viviendo sólo, sin amigos ni familiares cercanos, sin trabajo ni esperanzas en poder llevar una vida normal, un buen día se le presenta una misteriosa chica, Misaki Nakahara, la cual dice saber cómo curar su problema de reclusión.

La serie se emitió en 2006, y consta de 24 episodios. Supe de ella a través de la reseña de un bloguero, y me enganchó por completo. Tanto, que devoré los 24 capítulos en una semana (menudas ojeras llevaba al trabajo, ja ja...). La serie es la adaptación de un manga, escrito por Tatsuhiko Takimoto, y dibujado por Kendi Oiwa. En España ha sido publicado por la editorial Ivrea, y consta de 8 tomos (publicación finalizada).



Ya había oído hace tiempo acerca de los hikikomoris. Me los imaginaba como personas que se recluyen en sus casas o en sus habitaciones, sin apenas contacto con el mundo exterior, con la única idea de jugar al ordenador, pero como algo pasajero. A partir de esta serie, me entró la curiosidad, y busqué noticias por la red. Realmente se te cae el alma a los pies al saber que en Japón tienen cerca de 700.000 personas en esa situación (que se sepa), gente que lleva años encerrados, que realmente son enfermos porque son incapaces de afrontar la realidad, con problemas psicológicos, que dependen totalmente de sus familias para sobrevivir. Imagino que la presión en la sociedad nipona debe ser muy fuerte para llegar a generar semejante problema.

A lo largo de la serie vemos cómo va evolucionando el protagonista, tanto por la intervención de la joven Misaki, como de su vecino y antiguo compañero de instituto, Yamazaki, que se ha trasladado a la ciudad para realizar un curso de creador de videojuegos. De hecho, termina asociándose con Yamazaki para crear un videojuego galge (una especie de visual novel erótica).


Primer encuentro entre un recluido y asustado Satou, y la misteriosa Misaki.

Seremos testigos de los altibajos de Satou, de la soledad y la desesperación que le llega a invadir, de la dejadez y el abandono que sufre, llegando a no comer o asearse, y cómo a pesar de todo, vuelve a levantarse para intentar llevar una vida normal. La historia dosifica bastante bien los momentos de drama con otros realmente hilarantes. 


El protagonista en plena crisis conspiranoica.

A lo largo de la historia llegaremos a conocer las razones por las que Misaki se ofrece a ayudar a un desconocido. Es un personaje que tiene más trasfondo del que parece a simple vista. Por cierto, algo que me llamó mucho la atención: Satou, aún teniendo momentos de auténtico abandono personal, vemos cómo va cambiando de ropa, mientras que Misaki casi siempre lleva la misma camiseta y la falda vaquera. Podían haberle procurado más vestuario a la muchacha, ja ja... (sí, vale, me fijo en cosas un poco tontas).


Satou, con su "asesora" Misaki, en una de las primeras salidas que hace al
exterior.

La animación en general me ha parecido correcta, aunque sí que es verdad que hacia la mitad de la serie, hay un par de episodios donde me pareció que flojeaba. Hay otros momentos en los que para reflejar el estado de ánimo de los protagonistas y lo distorsionada que puede estar la realidad que perciben, hace un uso acertado de un dibujo con menos detalle o con enfoque un poco más extraño.

La banda sonora me ha gustado mucho, desde el opening hasta los momentos más intimistas con armónica incluida, que me recuerdan a las pelis de cárceles, porque al fin y al cabo el protagonista está en una especie de cárcel, tanto física como mentalmente. He de reconocer que el primer ending da un poco de mal rollete de lo raro que es, ja ja...


Yamazaki, en su habitación tapizada del suelo al techo de mangas, videojuegos
eróticos, y figuras de chicas sensuales. Aún siendo un otaku de los pies a la 
cabeza, me ha parecido el personaje más centrado en cuanto que está estudiando
para labrarse un futuro, y trabaja para mantenerse independiente.

Una historia adulta, que muestra una realidad que no me imaginaba. El personaje de Satou me ha llegado al alma, lo patético que llega a ser cuando toca fondo y cómo lucha por salir adelante, vuelve a caer, y no duda en levantarse otra vez, aunque cueste horrores.

En conclusión: una serie que no hay que dejar pasar, con unos buenos personajes, momentos de mucho humor mezclados con el drama, y una banda sonora que me ha encantado (la melodía del móvil de Yamazaki llegaba a ser contagiosa, sobre todo en el episodio 3, ja ja...).

Hasta la próxima misión.

06 octubre 2014

Manga: Nijigahara Holograph

Como dije la semana pasada, aquí dejo la reseña de mi última joya, Nijigahara Holograph, de Inio Asano. La historia me ha atrapado desde la primera página. Y eso que al principio no tenía muy claro el adquirirlo, puesto que el segundo tomo de La chica a la orilla del mar se me hizo duro, sinceramente. También podía haber mirado en internet para ver qué pinta tenía, pero lo cierto es que al final me dejé llevar por el instinto (y por el regalo de la preventa, todo sea dicho, *o*). Y esta vez le doy de palmaditas a mi instinto, porque he quedado la mar de contenta.

Sinopsis. Entre los niños del pueblo se propaga un escalofriante rumor: una criatura misteriosa acecha en el túnel que hay detrás de la escuela. Cuando el cuerpo sin vida de la madre de Arie es encontrado a la entrada del túnel, la leyenda parece confirmarse. Con el fin de apaciguar la ira de la bestia, los niños deciden ofrecer en sacrificio a la desafortunada chica, quien parece ser la causa de la maldición.


Nijigahara Holograph, de Inio Asano, editorial Milky Way. Doble
sobrecubierta, casi 300 páginas, por 8 €.

La historia tiene cierta complejidad porque va alternando momentos del pasado de los protagonistas, cuando iban al colegio, con la situación actual, y desde el punto de vista de los distintos personajes que forman la trama. Las vidas de los protagonistas y sus acciones se van entrelazando, y algo que ocurrió hace años, da lugar a unas consecuencias en la actualidad. Hay que estar atento con los detalles, ya que hay veces que quedan hilos colgando, pero que más tarde quedan atados gracias a la versión de otro personaje que relata los hechos desde su punto de vista. Es como un círculo que se cierra.

Sí que es cierto que la mayoría de los hilos los he conseguido atar, pero hay alguno que se me resiste, y me pregunto si directamente Asano no lo dejaría a propósito, para que siga teniendo algo de misterio. Desde luego no es un manga para quien espere una lectura ligera, porque tienes que estar atento a las pistas.

Asano realiza un retrato de la mayoría de los personajes, y te das cuenta que casi todos, incluidos los niños, tienen sombras, y muy oscuras. La crueldad infantil y el acoso escolar, y lo que puede llegar a marcar a quien la sufre. Abusos por parte de la persona que debería proteger. Personas con desequilibrios emocionales. Al final te das cuenta que lo realmente terrible no es tanto el monstruo del túnel, si no lo que arrastra en su interior cada habitante de ese lugar. Y una plaga de mariposas inundan el pueblo, anticipándose a un evento importante.


El bullying es uno de los temas que se tocan.

En cuanto al dibujo, como se puede ver por las imágenes que pongo, es increíble. Tiene un nivel de detalle pasmoso, además de ser muy expresivo con los rostros de los personajes. Las escenas medio oníricas que salpican el libro le da un toque un tanto fantástico.


Las misteriosas mariposas que invaden el pueblo.

El manga se puede adquirir tanto en la propia página de la editorial Milky Way, como en tiendas especializadas, a un precio de 8 €. Como ya comenté en la entrada de hace una semana, lleva doble sobrecubierta, una es la original en color negro, y la otra es una nueva creada para esta edición (la de la mariposa multicolor). Son casi 300 páginas de ocio, por un precio muy atractivo.


El dibujo de Asano, como siempre, impecable. El pequeño Amahiko Suzuki
será quien lleve más el hilo conductor, aunque la historia es muy coral.

En conclusión: si os gustan las tramas con un trasfondo psicológico y de misterio, esta historia lo tiene, además de regalarte la vista con una ilustración maravillosa.

Hasta la próxima misión.

28 septiembre 2014

Anime: Gekkan Shoujo Nozaki-kun y Zankyou no Terror

Una vez terminada mi temporada de verano 2014 de anime, y habiendo seguido sólo dos de las series de tooodo lo que había para elegir, por un lado estoy contenta, y por otro decepcionada. Contenta por haberme topado con Gekkan Shoujo Nozaki-kun, por que no me reía tanto con una serie desde hace mucho tiempo. Decepcionada con Zankyou no Terror, ya que la esperaba con muchas ganas, y me ha dejado bastante fría.

 Gekkan Shoujo Nozaki-kun 


Sakura Chiyo, una estudiante de secundaria, reúne por fin el valor para confesar su amor a Nozaki Umetaro, un compañero de instituto, con tan mala suerte que no se expresa bien por los nervios, y Nozaki piensa que es una admiradora, ya que éste en realidad es un dibujante de manga shoujo que trabaja bajo un pseudónimo. Cuando ella le dice que quiere estar siempre con él, la invita a su casa ya que entiende que quiere echarle una mano. Antes de darse cuenta del malentendido, Sakura termina trabajando como ayudante para Nozaki, y poco a poco irá conociendo al resto de ayudantes que colaboran en secreto con él.


Se trata de una comedia romántica estudiantil, pero lo más romántico que hay es el manga que ilustra el protagonista (Enamorémonos). Los personajes son de lo más disparatado que he visto en mucho tiempo.

Un autor de manga shoujo que no tiene ningún tipo de experiencia romántica, y con unas ideas de lo más absurdas para crear sus argumentos. Un presidente del club de teatro que está todo el día a la gresca con "el príncipe" del club. La estrella del coro del colegio, que es una auténtica destroyer y especialista en decir lo menos adecuado en el momento justo...

Vamos, que el personaje más normal es Chiyo, que se pasa la serie poniendo caras de horror o vergüenza dependiendo de la situación.

La serie sólo tiene 12 episodios, pero cada uno de ellos viene lleno de situaciones y ocurren un montón de cosas. No hay un sólo momento de parón, o que la trama se haga más aburrida. Los personajes son tan carismáticos que te arrastran enseguida. Además, el dibujo y la animación me han parecido muy buenos.

Di con esta serie por casualidad, y me llevé una gran sorpresa desde el principio, por su sentido del humor. Y para aquellos a los que no les vaya mucho el shoujo, la recomiendo, ya que no se centra tanto en el objetivo amoroso, si no más bien en el día a día de estos estudiantes y en el trabajo de Nozaki.


Kashima (el príncipe-chica) portando al pobre presidente cual damisela en apuros.
Lo que me pude reír con este episodio. Los estudiantes de este instituto están
para el psiquiátrico, ja ja... Creo que lo he visto 3 veces.

La serie se basa en un manga escrito e ilustrado por Izumi Tsubaki, serializado por la revista web Gangan Online, y publicado en formato tankobon por la editorial Square Enix. Actualmente lleva 5 tomos, y sigue en curso. Por lo que he visto, se trata de sketchs cortos de humor, que ocupan una o dos páginas. De ahí que incluso en la serie ocurran tantas cosas en un mismo episodio.


Portada del tankobon original.

En conclusión: si quieres ver una serie que te haga reír y pasar un rato agradable, esta es una buena opción.

Por cierto, mirando la web oficial de su autora, es increíble la de merchandising que hay de la serie: llaveros, bolsas, marcapáginas, figuritas decorativas, tazas... y además muy chulos. Qué pena vivir tan lejos.


Avatar de Izumi Tsubaki para su cuenta
de twitter. Me pregunto que tendrá esta
mujer en contra de los tanukis.


 Zankyou no Terror 


Un ataque bomba de un grupo terrorista azota Tokio. Los culpables de tal acto no son más que dos simples muchachos (Nine y Twelve), que lanzan sus comunicados a través de videos por internet. Ahora, a los culpables se les conoce como “Sphinx”, y comienza un juego entre ellos y la policía.


Esta serie la esperaba desde hacía meses, puesto que su director, Shinichiro Watanabe, también dirigió series como Cowboy Bebop y Samurai Champloo, que las tengo entre mis favoritas.

Se trata de una serie de suspense, y consta de 11 episodios. En principio, la premisa parecía interesante, pero en su desarrollo le achaco muchos altibajos. Tiene algunos episodios que te mantienen en tensión, pero el resto se me hacen lentos, ocurren cosas a las que no les dan una explicación congruente, personajes que flojean...

Cierto es que al principio, la curiosidad por saber el origen de los dos protagonistas te mantiene enganchado, pero enseguida te hueles el pasado de los dos. Al personaje de Lisa me daban ganas de matarlo (pero literalmente, madre mía). Y el personaje de la archienemiga de los dos protagonistas, Five, que parecía prometer, al final se queda en nada. El único personaje que me ha parecido que estaba bien en su papel ha sido el policía, Shibazaki, buscando pistas e investigando, aún a costa de poner en riesgo su placa. Además, todo hay que decirlo, que los personajes un tanto desaliñados y con barbita me gustan bastante, así que por lo menos he tenido mi momento de alegría cuando salía.


Shibazaki dándolo todo con los autodefinidos. ¡Chico, si no hubiese sido por ti,
qué árida se me hubiese hecho la historia!

No voy a comentar nada más, porque no quiero hacer un spoiler a quien no la haya visto. Que a mí no me haya convencido no significa que a otra persona no le pueda parecer de lo mejor. Hay gustos como colores.

En conclusión: creo que tiene altibajos importantes, con episodios muy buenos por la tensión de todo lo que ocurre, y otros muy aburridos. Pero siendo una serie tan corta, creo que hay que darle una oportunidad y que cada uno cree su propia opinión.

A ver qué series elijo de la temporada de otoño 2014. Espero tener buen ojo, porque más de dos no voy a ver (trabajar + estudiar + vida familiar + leer alguna novela + leer mis manguitas... poco tiempo me queda).

Hasta la próxima misión.

¡Por fin llegó Nijigahara!

El jueves llegó mi última joyita: el manga de Nijigahara Holograph, de Inio Asano, adquirido durante la preventa, y que trae de obsequio el estuche para meter el libro. La verdad que la editorial Milky Way se ha currado esta edición, ya que trae dos sobrecubiertas la mar de chulas, dos marcapáginas, el estuche de obsequio, y casi 300 páginas de disfrute, por 8 €.

Me lo acabo de terminar de leer, y me he quedado con la boca abierta. La forma en que se van entretejiendo las historias; detalles y escenas que en un momento dado no entiendes, pero que 40 páginas más tarde te encuentras con la respuesta. Tengo que volver a releerlo para terminar de enterarme bien. Pero la historia me ha enganchado desde el principio, a pesar de lo extraña que es, y el dibujo es maravilloso.


Nijigahara Holograph, de Inio Asano, editorial Milky Way. El tomo con la
sobrecubierta en negro, el cofrecillo para guardar el libro, y los dos marcapáginas.

Aquí con la otra sobrecubierta. Esta me atrae más que un caramelo a un niño.

La portada del manga, en dorado. La pega que le he visto es
que mientras lo leía, se me iban dorando las yemas de los
dedos. Exceptuando eso, muy chula.

Otra foto de la portada con la mariposa multicolor (se nota que me gusta, ¿no?).

Cuando me lo haya releído y ya me haya enterado mejor de la historia, le haré una reseña como es debido.

Hasta la próxima misión.

22 septiembre 2014

Vassalord

Hace tiempo que quería hacerle una entrada al manga de Vassalord, al cual llegué a través de su Ova. La descubrí el año pasado, creo que poco antes del verano, mientras buscaba alguna serie que seguir, y como el tema vampiro me atrae bastante, decidí echarle un ojo (además, el argumento era tan extraño que no pude resistirme).

Sinopsis: Charles J. Chrishunds es un cazador de vampiros cibernético que trabaja para el Vaticano (siendo él mismo también un vampiro). Su maestro Johnny Rayflo, que es el vampiro que  le convirtió en lo que es, se dedica a llevar una vida relajada, y a servir de "banquete" para Charles cuando éste no puede contener más su sed de sangre, ya que la aspiración de éste es llegar a ser sacerdote, y no quiere pecar tomando siquiera sangre de transfusiones. Así que se alimenta de su maestro.

A lo largo de la historia deberán resolver una serie de crímenes relacionados con vampiros, e iremos descubriendo poco a poco detalles del pasado de cada uno de ellos, sobre todo de Rayflo, cuyo oscuro pasado le persigue hasta la actualidad.




Yo recomendaría que si no se ha visto ninguno de los dos productos, mejor empezar leyendo el tomo uno del manga, y luego el ova. Ya que el ova tiene una duración de 27 minutos, concentra las cosas mucho, y es posible que te quedes diciendo "¿pero quién es ese crío?" o "¿y esa guerra que sale al principio?".

Vassalord ha sido creado por Nanae Chrono, consta de 7 tomos, y está finalizado. Su serialización empezó en 2006 en la revista Monthly Comic Avarus (editorial Mag Garden), y finalizó en marzo de 2013. Su género es de vampiros, acción, comedia, y shonen-ai.

15 septiembre 2014

Novela: Los Señores de la Instrumentalidad (1)

El libro que traigo hoy es el primero de una tetralogía, recomendación de una amiga (y prestado por ella), y me ha sorprendido muy gratamente. Nada más empezar a leer las primeras páginas, me di cuenta que aquello era completamente distinto a todo lo que había visto. Los Señores de la Instrumentalidad, de Cordwainer Smith, es una recopilación de relatos cortos, enmarcados dentro del mismo universo, donde el autor da rienda suelta a su imaginación y nos sorprende con una riqueza temática como pocas veces he visto. La lástima es que está descatalogado, y este que muestro pertenece a la última vez que se editó en 2006. Así que a ver si con la reseña, la gente siente curiosidad y se da a conocer un poco, porque para mí ha sido de lo mejor que he leído en mucho tiempo (y a ver si mi amiga me va pasando los otros, je je...).


Los Señores de la Instrumentalidad (1). Piensa azul,
cuenta hasta dos
, de Cordwainer Smith. Ediciones B,
Colección Byblos Ciencia Ficción.

Sinopsis: Sorprendente e irrepetible historia del futuro que maravilla por su poesía, sus personajes y su riqueza temática. Escrita como una serie de baladas, nos presenta un universo donde coexisten los seres humanos con otras especies como las subpersonas o subpueblos, animales genéticamente transformados que conservan un aspecto semihumano. Dicho universo está gobernado por los Señores de la Instrumentalidad, una clase social despótica que domina en todos los mundos conocidos, aunque en ocasiones también se comporta con benevolencia. Somos testigos de la evolución de la humanidad a lo largo de 16.000 años.

08 septiembre 2014

Manga: Nieve en verano (2)

Llegó septiembre, y con él los grandes clásicos: la vuelta al cole, las colecciones de los kioskos a cada cual más extraña, y por supuesto, un montón de novedades editoriales (y yo tan pobre, snifff...).

Y por fin, llegó el segundo tomo de Nieve en verano, de Haruka Kawachi (Editorial Tomodomo). Sin comentar nada de la trama para no hacer spoiler, me ha resultado muy entretenido, porque de una forma bastante imaginativa vas conociendo más detalles acerca de Shimao. De hecho, ambos protagonistas masculinos van a tener la oportunidad de conocerse mejor.

Nieve en verano (tomo 2 de 4), de Haruka Kawachi.
Editorial Tomodomo. Edición de tapa blanda con sobrecubierta,
consta de 184 páginas. Su precio es de 8,95 €, igual que el anterior.

Igual que el primer tomo (reseña aquí), este también tiene una sobrecubierta muy colorida, con un dibujo muy detallado de las plantas. Pero a diferencia del anterior, en las páginas interiores noto más detalle, si no en toda la historia, sí en los momentos del mundo imaginario de Shimao. Y tras leer este tomo, no tengo dudas: mi personaje favorito es Shimao, aunque al principio se comportase como un capullo y le hiciese trastadas al pobre Hazuki. Me resulta más expresivo: le ves sonreír, entristecerse de no poder estar con su mujer, enfadarse, hacerle muecas de burla a su rival, ... parece más humano. El ir conociendo más sobre su vida, su corta y dura vida, y ver cómo aprovecha al máximo aquello que está en sus manos, disfrutando de las pequeñas cosas.

Y sin quitarle mérito a Hazuki, que tiene el valor de tomar una decisión cuyas consecuencias pueden ser nefastas para él. Me ha enganchado la relación que se ha establecido entre estos dos.

Los dos protagonistas masculinos van a tener la
oportunidad de conocer mejor a su contrincante.

Rokka sigue apegada al recuerdo de su difunto marido.


El imaginario mundo de Shimao tiene en este tomo mucha importancia.

Desde luego, te deja con la intriga de qué pasará ahora. Así que a esperar a que salga el tercer tomo.

¡Diooooosss, no tengo paciencia!

Conclusión: Si en los próximos tomos no flojea la historia, creo que es un manga muy recomendable.

Acerca de la autora:
He visitado la web de la autora, por si tuviese alguna galería con trabajos e ilustraciones (me encanta ver dibujitos, para qué lo voy a negar), pero no tiene más que unos pocos dibujos de hace varios años, nada actual. Tampoco he visto que tenga cuenta de twitter o facebook (algunos autores suelen colgar ilustraciones para deleite de sus seguidores).

Web oficial de Haruka Kawachi: http://www.geocities.jp/pagisore_hal/index.htm

A través de la página de mangaupdates he visto otras obras que ha realizado, y me ha llamado la atención Sekine-kun no koi, serie de 5 tomos ya finalizada. Le he echado un vistazo un poco por encima en una web de manga online en inglés, y la verdad que tiene una pinta curiosa. Habrá que ver que más cositas tiene esta mujer.

Lo que he hallado (si mis cutre-conocimientos de japonés para preescolar no me han llevado a error, ja ja...), y me ha hecho gracia, ha sido una ilustración de los tres protagonistas de una serie que se está emitiendo ahora, Zankyou no terror (残響のテロル), y a la que estoy enganchadísima. Por lo que veo, varios mangakas han participado creando ilustraciones para la página web de la serie.

Ilustración de Zankyou no terror, por Haruka Kawachi.


El avatar de "Ninja Kawachi".

Para cualquier sugerencia, o corrección que haya que hacer a la pequeña recluta, no dudar en comentar. Hasta la próxima misión.

26 agosto 2014

Manga: Castle Mango

Hoy os traigo Castle Mango. Hace tiempo que tengo pendiente esta reseña, y de hecho he tenido que volver a releerlo por si me dejaba algo en el tintero. Se trata de un manga de temática yaoi, y creo que debe ser de los primeros que leí, a través de scans. La historia y el dibujo me agradaron tanto que cuando lo encontré disponible en inglés en la página de TheBookDepository, no lo dudé y lo adquirí.

Castle Mango (obra concluida de 2 tomos).
Guión: Narise Konohara.
Ilustración: Muku Ogura.
Edición en Inglés por Digital Manga, colección Juné. Tapa blanda.
Género: yaoi, romance, drama.

Yorozu Shirosaki es un estudiante de preparatoria de 17 años, que vive junto a su madre y su hermano pequeño en el hotel Castillo Mango, un singular hotel del amor que pertenecía a su difunto padre, y que ahora dirige su madre.

Un día aparece en el hotel un equipo de rodaje de una productora de cine porno, al frente del cual se encuentra el director Togame, un hombre de carácter un tanto brusco, del que Yorozu sacará una muy mala primera impresión. Las cosas se enredaran cuando un sobreprotector Yorozu, sabiendo que Togame es gay, malinterprete el interés que demuestra éste por su hermano pequeño, Satoru, y decida alejarlo como sea del niño, aunque implique ponerse él mismo como cebo. Para ello, y aprovechando que un día se encuentra a Togame completamente ebrio, decide meterlo en la misma cama con él, y a la mañana siguiente, cuando éste despierta, le hace creer que lo han hecho, y que le dijo que le amaba.

¿En qué puede desembocar una historia que comienza como una mentira? A lo largo de las páginas, y tras una serie de problemas que deberá afrontar, veremos cómo Yorozu irá madurando, y cómo irá cambiando la imagen que tiene de Togame, una vez lo vaya conociendo más de cerca y se le revelen ciertos aspectos del pasado del director.

18 agosto 2014

Manga: Seraphim, de Satoshi Kon y Mamoru Oshii

Aprovechando las vacaciones, y que tengo más tiempo para leer, por fin me he puesto con Seraphim, el último manga que adquirí de Satoshi Kon, con historia original de Mamoru Oshii (conocido por dirigir animes tan famosos como Patlabor 2: la película, Ghost in the shell, Ghost in the shell II: Innocence, y la extraña Tenshi no tamago).

Seraphim, de Mamoru Oshii y Satoshi Kon. Editorial Planeta DeAgostini.
Tomo único, de tapa dura, consta de 232 páginas.

La historia cuenta cómo a principios del siglo XXI se declara una terrible epidemia, conocida como "enfermedad angelical" o Seraphim, en el corazón del continente eurasiático, y cómo ésta se va extendiendo sin que nadie sea capaz de hacer nada para detenerla. Mientras unas naciones son devastadas por la enfermedad, otras cierran sus fronteras a cal y canto para evitar que oleadas de refugiados que huyen de la plaga puedan introducirla en sus territorios. A consecuencia de ese aislamiento del mundo exterior, en las zonas en cuarentena se produce un caos político que dará lugar a guerras internas, lo que hará la supervivencia aún más dura.

La Organización Mundial de la Salud decide enviar a tres inspectores más allá de la línea de cuarentena para que reunan información. Van acompañados de Sera, una misteriosa niña de la cual iremos descubriendo poco a poco algo de su origen, y que puede ser la pieza clave para detener la epidemia.

Gráficamente, el dibujo es muy realista y detallado, tanto los personajes como el entorno. Tanto la arquitectura de las ciudades (la mayoría muy ruinosa por las guerras) como todo lo que son vehículos están muy estudiados. Las escenas de acción son abundantes, y en algunos momentos bastante sangrientas (sobre todo por parte de uno de los "inspectores", que menuda mala bestia, ja ja...). Me llama mucho la atención el aspecto que le dan a los "sabios" de la OMS (quienes se encargan al principio de la historia de encomendar la misión a los protagonistas), con una especie de túnicas oscuras, que más que inspectores, parecen salidos de alguna especie de secta extraña. Una pequeña muestra del maravilloso dibujo de Satoshi Kon:

El detallismo de los edificios ruinosos de la zona de cuarentena.

El abandono de las casas, con los cuervos como únicos
habitantes.

Batallas campales en medio de la ciudad.

El argumento es un tanto complejo, ya que hay mucho de geopolítica, de tiranteces entre unos países y otros, conspiraciones y espionaje, referencias a sociedades secretas chinas, etc... Aún con las notas aclaratorias que vienen a los márgenes del libro, resulta un poco abrumante. Necesitaría una segunda lectura para enterarme mejor de los detalles.

Por eso, no lo aconsejo si se busca una lectura ligera, porque se puede atragantar.

Los protagonistas tienen sus luces y sus sombras, y actúan de una forma u otra en función de las circunstancias. De ahí que no sean buenos o malos, simplemente son humanos.

La obra quedó inconclusa por discrepancias entre ambos autores. Su serialización comenzó en la revista Animage en mayo de 1994, y finalizó en noviembre de 1995. Mamoru Oshii se encargó de la historia, y Kon del dibujo, y teniendo en cuenta los dos genios que se juntaron para una sola obra, no me sorprende que pudiesen chocar.

La presentación de este manga es en tapa dura, con el sentido de lectura oriental. La primera página es un desplegable a todo color con la portada original que salía en la revista Animage, y en la parte de atrás viene un prólogo de la historia. Al igual que las anteriores obras publicadas por parte de Planeta DeAgostini, al final del libro tenemos un artículo explicativo acerca de las circunstancias que rodearon a la obra, y unos bocetos preliminares de los personajes que han sido facilitados por los familiares de Satoshi Kon con motivo de la publicación de este título.

El desplegable que viene al principio del libro, que es la
portada original con la que apareció en la revista Animage.

La parte posterior del desplegable, con una introducción a la historia que se
va a relatar.

En conclusión: si os gustan las historias con acción con un trasfondo más realista, con conspiraciones y tramas políticas, os lo aconsejo. La pega que le encuentro es el hecho de que esté inacabado, ya que te deja con la miel en los labios.

Hasta la próxima misión.