06 julio 2014

Novela: Solaris

Hoy os traigo un poco de literatura de ciencia ficción, y de la buena, porque no sólo de yaoi vive la pequeña recluta Montero, ja ja... Se trata de Solaris (1961), de Stanislaw Lem.

Hace un tiempo que leí este libro, y aunque me daba un poco de reparo, ya que pensaba que sería de difícil lectura, me llevé una grata sorpresa. Me enganchó desde las primeras páginas, con esa curiosa mezcla de ciencia ficción, misterio, y terror en algunos momentos.

La edición que he leído es de la editorial Impedimenta, que está traducida directamente del polaco (parece ser, por lo que pone en la introducción, que las anteriores ediciones estaban traducidas de la versión en francés). Me encanta la portada del libro. Es una de mis debilidades. Muchas veces me decido a leer determinados libros por la portada, por que me atraen como un caramelo a un niño (luego, claro, valientes mojones me he leído por mi estupendo criterio, ja ja...).


Pero se trata de una cubierta. Si se la quitas, te queda la medusa cubriendo todo el libro (Anthomedusae, 1904, de Ernst Haeckel, para los amantes de las antiguas ilustraciones de naturaleza). Bueno, habrá a quién le parezca una tontería, pero estos detallitos vistosos me encantan.


Sinopsis. Kris Kelvin es enviado al planeta Solaris con una misión: debe averiguar que está ocurriendo con los tripulantes de la única estación de observación que hay sobre el planeta, ya que han empezado a mostrar ciertos trastornos en la conducta. Solaris es un extraño planeta cubierto por un enorme y espeso océano con vida propia, y posiblemente inteligencia. La aparición de una serie de "fantasmas" en la estación hará que la misión del protagonista se vaya complicando, porque aparte de investigar qué ocurre en ese planeta, deberá luchar con sus propios miedos internos.

No he visto ninguna de las versiones cinematográficas del libro, con lo que no tenía muy claro qué me iba a encontrar. Y tras leerlo, no tengo ningún interés en verlas, porque estoy segura que me voy a cabrear. Me ha gustado demasiado el libro y prefiero la imagen que me ha dejado el original.

Ese inicio, cuando Kelvin llega a la estación y se encuentra a un aturdido doctor Snaut, ya te pica la curiosidad por saber lo que ocurre ahí. La imagen tan surrealista cuando Kelvin tiene su primer encuentro con los Otros, y la forma en que te describe la escena. La aparición de Harey, la difunta esposa del protagonista, y cómo se va desarrollando la historia, y vas descubriendo lo que le ocurrió a la pareja. Y el conocimiento que vamos teniendo, a través de la lectura que hace Kelvin en la biblioteca de diversos tomos, acerca del planeta y su océano plasmático, y las curiosas teorías a las que da lugar.

Su lectura no es nada pesada, ya que utiliza un lenguaje bastante claro (yo me esperaba algo enrevesado, por eso mis dudas iniciales). Me gustaron mucho las conversaciones con el doctor Snaut (a veces me parecía un poco tocapelotas, pero me terminó cayendo bien). A lo mejor, lo que se puede hacer más árido, son las partes descriptivas del planeta y las teorías solarísticas, y cuando están tratando el problema de la comunicación con entes no-humanos. A quién no esté muy acostumbrado a la ciencia ficción pura, puede que esto le aburra. Pero creo que el autor lo hace de una forma que no se hace bola.

Así me imaginaba a los "monstruos" generados por
el océano de Solaris. Como la cocina de fusión.
Es el tipo de libro con el que cada persona se forma su propia película. Te da unos ingredientes, y tú te vas creando tu propia teoría. Por ello, no lo recomiendo a quién espere algo ya masticado con una solución por parte del autor, porque la solución la debe encontrar cada uno, o una de las muchas a las que puede dar lugar. Si sois muy aficionados al género de ciencia ficción, estoy segura que lo vais a disfrutar.

Harey, la difunta esposa de Kelvin, a veces
dulce, a veces inquietante.
Así que dadle una oportunidad, que se la merece. Espero que la reseña no haya sido muy caótica (no soy muy buena redactando), y que os haya dado una idea del libro. Yo, por mi parte, estoy animada a leer más de este autor, ya que ha sido un agradable descubrimiento para mí.

La próxima entrada no tengo muy claro de que va a tratar. Ya veremos por dónde se me cruza el cable. Además, estoy esperando con ansias que me envíen un nuevo manga, al que llevaba meses acechando y que por fin he conseguido encontrar. Ya veremos...

Hasta la próxima misión.

Nota: como las reseñas que he realizado hasta ahora eran de mangas e ilustración, me parecía un poco soso hacer una sin dibujos, así que he añadido un par de dibujillos propios para amenizar la parrafada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario