29 marzo 2015

En proceso: Los Señores de la Instrumentalidad (2)

Hace más de un mes que comencé la lectura del segundo volumen de esta saga de relatos de ciencia ficción, pero entre el poco tiempo que tengo, y que no es un libro fácil de leer, todavía me queda casi la mitad de los relatos. Si el primer tomo ya era de una densidad considerable, éste me está resultando aún más denso. No es el tipo de libro que te puedas llevar para leer en el metro o autobús camino del trabajo, ya que requiere atención y cierto esfuerzo por parte del lector para entender qué te está planteando, y me imagino que cada persona llega a una conclusión diferente. Me dedico a leerlo el fin de semana, tranquilamente, y dándole vueltas a cada cosa nueva que te plantea, porque no para de introducir conceptos o ideas nuevas.


Los Señores de la Instrumentalidad,
de Cordwainer Smith (tomo 2 de 4).
Sinopsis: En un universo futurista coexisten los seres humanos con otras especies como las subpersonas, animales genéticamente transformados que conservan un aspecto semihumano y poseen una serie de habilidades propias de su especie animal de origen. Dicho universo está gobernado por los Señores de la Instrumentalidad, un grupo dirigente reclutado entre la élite de un millar de mundos.


Este segundo volumen reúne ocho relatos. Cada relato, aún estando todos englobados en el mismo universo de los Señores de la Instrumentalidad, cada uno se mete por un derrotero diferente.

¡Nunca he tenido el cerebro tan a tope como con estos libros!
¡Y me encanta! Aunque no me entere de la media la mitad, jajaja...





Según avanzo, me doy cuenta que este universo creado por Cordwainer Smith (1913-1966) se ha adelantado a muchas cosas que han llegado con posterioridad, y quién sea muy aficionado a la ciencia ficción, si los lee, va a encontrar montones de referencias seguro. Ya sea porque directamente los han usado como inspiración, o por pura casualidad, he encontrado en animes que he visto recientemente parecidos más que razonables:



 Neon Genesis Evangelion 

El famoso Proyecto de Complementación Humana del anime está inspirado en la organización que gobierna el universo de estos relatos, la Instrumentalidad de lo Humano.

"Aunque hay varias formas de traducir el nombre, el director Hideaki Anno insistió en traducirlo como "Complementación" o "Instrumentalización" en homenaje al escritor de ciencia ficción Cordwainer Smith, que utilizó el término en sus historias.

Anno también tomó de Smith la idea de fusionar la simbología cristiana con la ciencia ficción y la cultura asiática." (fuente Wikipedia)
Reconozco que cuando vi Evangelion no me enteré apenas de nada, y lo único que conseguí entresacar fue que con ese proyecto pretendían llevar a la humanidad a un nivel superior y hacerla evolucionar (y seguro que también estoy equivocada, jajaja...). En el mundo de los Señores de la Instrumentalidad existe una élite, procedente de las personas más inteligentes y aptas, que se encargan de controlar todo, en un universo donde las personas ya no nacen si no que son creadas y mejoradas de forma artificial. No se deja en manos de la naturaleza la evolución, si no que es el propio hombre el que controla esa evolución.


Shinji Ikari, para mí alias "¿Yo soy yo o no lo soy?", emmm... XD. Evangelion, o
cómo acabar con el coco echando fuego.


 Psycho-Pass 

En este anime he sacado algunos parecidos, pero no sé si será por casualidad o porque realmente se han inspirado en algunas cosas de la obra de Smith. Es un anime dónde hay muchas referencias filosóficas y literarias, así que no me extrañaría nada que algo hubiesen tomado. Si alguien sabe más acerca de esto, me encantaría que me dijese si estoy equivocada o no.


Escena de Psycho-Pass, en el episodio donde se hace referencia a la nueva
enfermedad que golpea a la sociedad.


Por ejemplo, en el mundo de Psycho-Pass hay una enfermedad a la que llaman infarto cerebral Eustress, provocado al parecer por la falta de estrés. En uno de los episodios, el criminal Shogo Makishima habla acerca de esta enfermedad con otro personaje, y comenta que a pesar de las mejoras sanitarias, el promedio de vida de la población está decreciendo. Según él, el estrés estimula el sistema inmunológico y sirve de motivación para vivir, pero al faltar éste en una sociedad tan sobreprotectora y con una criminalidad tan baja, el humano parece que pierde las ganas de vivir.

En uno de los relatos de los Señores de la Instrumentalidad, titulado Bajo la Vieja Tierra, ocurre algo parecido:
"Nuestra población está disminuyendo en la mayoría de los mundos, incluida la Tierra.... La mayoría de las personas quieren felicidad. Bien: les hemos dado felicidad. Sórdidos e inútiles siglos de felicidad en que todos los infelices han sido corregidos, adaptados o eliminados. Una felicidad insoportable y angustiosa sin el aguijón del dolor, el vino de la furia, la humareda caliente del miedo..."
Lo mismo que en Psycho-Pass, una sociedad sobreprotectora donde la delincuencia apenas existe, y los humanos viven plácidamente ya que los trabajos duros los hacen robots. La humanidad muere debido a una felicidad desesperanzada, sin vitalidad ni energía.


Cada relato que leo, es todo un mundo, y tiene tal cantidad de genialidades a pesar de lo enrevesados que son a veces, que no me sorprende nada que hayan podido servir de inspiración para posteriores productos, ya sean novelas, películas o series. Me he estado planteando crear una nueva pestaña en el blog acerca de este universo, porque me tiene fascinada, a pesar de lo que me está costando comprender la mayoría de los planteamientos. 

Os recuerdo que esta saga está descatalogada, con lo que está complicado de conseguir. Podéis probar en las bibliotecas, o buscarlos de segunda mano en alguna web como Iberlibro. Para quien sea un apasionado de este género, y le guste darle al coco, se lo recomiendo sin dudarlo. A quién le gustase un anime como Evangelion, con todas las pajas mentales que tenía, yo creo que algo como esto no le puede asustar.

Y sin más dilación, voy a seguir dándole a los relatos, a ver si los finalizo, o finalizan ellos con mis sesos, jajaja... Espero no haya hecho una entrada demasiado bola. Si es así, podéis fustigarme.

Hasta la próxima misión.


Entrada relacionada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario