09 marzo 2015

Manga: Samejima-kun to Sasahara-kun

Hacía meses que tenía pendiente la reseña de este manga, pero entre pitos y flautas, fue pasando el tiempo. Se trata de Samejima-kun y Sasahara-kun, de Koshino, un manga de temática yaoi de humor. Lo había leído anteriormente a través de scans, y me gustó bastante por la relación tan "agresiva" que tienen los dos protagonistas. Supe que estaba licenciado en inglés, e intenté conseguirlo en TheBookDepository, pero siempre estaba sin stock. En otras webs que lo vi me parecía un robo, porque estaba más caro y encima te metían gastos de envío. Con lo que estuve acechando en BookDepository de vez en cuando, hasta que un día de puro milagro pillé que había stock, y lo adquirí. El día que llegó el cartero con mi librito, y lo tuve en las manos, no me lo creía. De hecho, se agotó en la web y no han vuelto a reponer, así que debo de ser muy afortunada, jejeje...


Samejima-kun to Sasahara-kun, de Koshino (2011).
Editorial Juné, Digital Manga. Tomo único, de tapa blanda.


Samejima-kun ha reunido el valor para confesarle su amor a su compañero de trabajo y universidad Sasahara-kun. Pero se le declara en el almacén de la tienda donde trabajan, mientras están cargando cajas, y Sasahara se queda tan perplejo que lo único que es capaz de decir es que le parece desagradable. El tiempo pasa, y Samejima no vuelve a dar señales de ningún tipo, con lo que su compañero no sabe si se ha olvidado de él o se está conteniendo. A partir de aquí, Sasahara comienza a pasar más tiempo con él, en lo que parece que es poner a prueba a su amigo, aunque en realidad intenta probarse a sí mismo. Abandonar una relación de amistad para ser algo más no va a ser nada fácil para estos dos, dando lugar a más de un encontronazo entre un extrovertido Sasahara, y un introvertido y misofóbico Samejima.


Esta historia fue publicada por Tokyo Mangasha Co. en 2011. La edición inglesa, que es la que adquirí, está publicada por Juné, de Digital Manga Publishing. Se trata de un tomo único, de 208 páginas.


El momento confesión mientras Sasahara está arriñonado cargando cajas.


La historia me enganchó desde el principio por la relación tan disparatada que tienen los dos protagonistas, ya que están discutiendo a cada dos por tres, y liándose a patadas y agarrones como niños pequeños. Me hizo mucha gracia cuando a Samejima, para hacerle entender a su amigo lo que siente por él, lo único que se le ocurre es sacar una peli porno gay para que el otro vea las cosas que le quiere hacer (bien, bien, creo que voy a usar esa técnica con cierto compañero, a ver si capta mis sentimientos, jajajaja...). Aunque la historia básicamente se centra en ellos dos, también aparecen compañeros del trabajo, eso sí, muy secundarios, que van a ser testigos de la "guerra" que se traen estos dos. También aparece el hermano menor de Sasahara, aunque muy puntualmente, dando lugar a alguna escena de humor.


El hermano pequeño de Sasahara,
un otaku de los pies a la cabeza,
comprando figuritas sensuales.
El dibujo no es muy preciosista, pero va perfecto para la historia de humor que se está narrando. Me agrada que dibuje a los protagonistas acorde con su edad, ya que tienen 20 años. Eso de que dibujen a uno más afeminado y al otro más masculino, como suelen hacer en otros mangas, me repatea.

Me llamó bastante la atención la cantidad de texto que tiene en algunos momentos, ya que no son sólo los diálogos de los personajes, si no también los pensamientos de Sasahara, con lo que resulta bastante más entretenido de leer que otros mangas. Sobre todo, cuando Sasahara le está medio tomando el pelo o manipulando a Samejima, porque estás leyendo lo que piensa y cómo se ríe del otro consciente de que lo tiene en la palma de la mano.

Algo que descubrí cuando tuve el libro físicamente en mis manos fue ver que Samejima, en determinados momentos, tiene un tiburón dibujado en el pecho. La autora ha jugado un poco con su apellido, ya que Samejima significa tiburón. La primera vez que leí la historia por scans, imagino que la resolución  no sería muy buena, con lo que no percibí el detalle. Pero en los momentos en que el chico discute con su amigo, o se pone nervioso, aparece en la camiseta negra dibujado con trazo blanco. Cuando Samejima está nervioso, el tiburón tiembla; que está enfadado, da dentelladas; que se excita, aletea.



Sasahara visionando la peli porno que le ha plantado su amigo, con cara
de "mi culo no está preparado para eso".

Advertir que el manga tiene contenido sexual muy explícito, y está catalogado para mayores de 18 años. Por cierto, venía con censura en forma de barras blancas en las partes "potentes", cosa que no entiendo por que ya viene etiquetado para mayores de edad. No sé si será censurado ya desde Japón, o la censura se la hacen posteriormente en Digital Manga. Pero que se fastidien, puesto que no se me da mal dibujar y me dediqué a rellenar las partes de la censura: ¡Lalalala... pintando pijas, pintando pijasssss...! prrfff... en efecto, estoy como un cencerro.


Eeehhhh... parece que te alegras de verme, ¿no?


Estos dos van a madurar a base de golpes.

Hace unos días he descubierto en otro blog que la autora está realizando un spin-off con el hermano otaku de Sasahara como protagonista. Se titula Shinjo-kun to Sasahara-kun, y de momento, por lo que he leído, ya lleva un tomo y la historia sigue abierta. Os dejo el enlace de este blog por si queréis echar un ojo, porque es el único sitio dónde he encontrado algo más de su autora, Koshino:




Conclusión: un manga de género yaoi con mucho humor, para nada empalagoso, con dos protagonistas tan distintos que no paran de chocar, creando situaciones de lo más disparatadas. Como advertí anteriormente, hay sexo muy explícito, por si alguien se puede sentir incómodo. Pero si ello no os incomoda, es una historia para pasar un buen rato echándote unas risas con esta pareja.


¿Pero qué demonios es esto?

¿Para adquirir el manga? Pues ahora un poco complicado en TheBookDepository, porque está agotado. Pero por si vuelve a haber stock, os dejo el enlace. En Amazon he visto que también lo tienen, pero a unos precios más que prohibitivos.

Hasta la próxima misión.


3 comentarios:

  1. Bonita reseña y muy bien escrita :)
    Estoy muy de acuerdo en todo. Me agrada mucho el estilo de Koshino, aunque sea tan tosco. Creo que ayuda mucho a verlo más realista, porque los estereotipos del BL cansan.Las personalidades de Samejima y de Sasahara me parecen muy interesantes, y al ponerlas juntas, los choques son tan cómicos como efectivos. ¡Vaya par!
    Es, sin duda, uno de mis mangas BL favoritos, y le agradezco enormemente a la revista de crítica literaria "Kono BL ga Yabai!" por haberlo nombrado el mejor manga BL del año (hace varios años).
    Gracias por incluir el link a nuestro blog. Esperemos que "Shinjo-kun y Sasahara-kun" pueda llegar a todos los posibles interesados. Subiremos más capítulos en cuanto terminemos Days of Blue, otra serie que tenemos a medias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por el comentario! Este también es uno de mis mangas BL favoritos por el humor que tiene. Entre este, y el de "Las fantasías diarias de Oku-san", la de veces que me he hinchado a reír. Seguiré con interés las novedades que vayas trayendo.

    Saludos.

    PD: imagino te aparecerá dos veces mi respuesta. La primera vez he respondido desde el propio gmail pensando que aparecería en la propia entrada. Pero parece que no, jajaja....XD. Me queda mucho por aprender como blogger.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues solo me salió una vez la respuesta, así que menos mal que la volviste a enviar :)
      Cada vez hay más BL con situaciones divertidas y personajes realistas, y eso lo agradezco mucho. No es tanto drama como antiguamente. Por supuesto, también disfruto de las historias tiernas y bonitas, y dentro de poco empezaremos una serie nueva que será de este tipo. ¡Tengo ganas de ver qué te parece!

      Eliminar