28 febrero 2016

Novela:¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Como prometí un par de entradas antes, con motivo de la lectura conjunta que he hecho de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick, aquí traigo las impresiones y conclusiones a las que he llegado con su relectura, que no son pocas. Porque para no ser una novela demasiado larga, ya que tiene unas 270 páginas, lo cierto es que toca muchos palos.

Quiero agradecer primero el haberme animado a leerla, dándole una segunda oportunidad, a Crónicas de Magrat, ya que la primera vez me dejó un regusto un poco malo, causado por la adoración que siento por la adaptación cinematográfica, Blade runner. Si alguien espera encontrarse la película en el libro, advierto que difiere bastante, sobre todo en los personajes. Sin más dilación, entramos en toda la chicha, e intentaré que no se me escape algún espoiler.

Título: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Autor: Philip K. Dick
Publicada en 1968.
Género: ciencia ficción

Tras la guerra nuclear que ha estado a punto de arrasar toda vida animal en el planeta, la Tierra queda envuelta en una nube de polvo radiactivo. Gran parte de los supervivientes deciden migrar a otros planetas, sobre todo a la colonia de Marte, llevando consigo androides que les faciliten la vida. Rick Deckard es un cazarrecompensas que trabaja para el departamento de policía, y su objetivo es cazar a los androides que retornan a la Tierra de forma ilegal. En un entorno de ciudades abandonadas y decrépitas, dónde la poca población se encuentra desperdigada, seremos testigos de la caza de un grupo de androides Nexus-6 (los más avanzados, casi humanos) que han escapado de Marte. A lo largo de la trama veremos las dudas morales que se le plantean a Deckard al encontrarse con unas entidades que luchan por sus vidas, como haría cualquier ser humano de verdad.

Después de haber leído cuatro novelas de Philip K. Dick, y haber indagado un poco en su vida, soy capaz de ver que la paranoia que salpica sus obras no son mera casualidad o un estilo creado a propósito. En sus obras refleja muchos de sus temores y obsesiones, perfectamente mezclados con la ciencia ficción, dando lugar a auténticas bombas. Sus libros necesitan de una segunda lectura para entender mejor lo que subyace en el fondo.

15 febrero 2016

Novela: Botchan

Intentando ponerme al día de todo lo que tengo pendiente por hacer, por fin, le voy a hacer su reseña a la novela Botchan, de Natsume Sôseki, publicada en Japón en 1906. De las cuatro novelas que he leído de este autor, creo que es la mejor para iniciarse con él, porque es la más ágil y fresca, puro entretenimiento.


Título: Botchan
Autor: Natsume Sôseki
Publicada en 1906.
Género: comedia, costumbrista.

La novela nos narra el día a día de un joven profesor de matemáticas que es enviado a la remota isla de Shikoku, para impartir clases en un instituto. Tokiota hasta la médula, deberá acostumbrarse a vivir en un entorno más tradicional y, sobre todo, aprender a lidiar con sus asilvestrados alumnos y con el resto del profesorado. Pero no lo tendrá nada fácil, puesto que se encuentra en una edad en la que sus alumnos le verán como un adulto al que no respetan, y el profesorado, debido a su juventud, le tratará como a un crío.

El relato no es muy largo, apenas 200 páginas, y tiene mucho ritmo, con lo que se lee muy rápido. El autor se inspiró en parte de sus vivencias para crear el personaje de Botchan, ya que él también fue profesor en una escuela rural de Shikoku.

La versión que he leído es la de Editorial Impedimenta, pero he visto que hace poco otra editorial, Sushi Books, también ha lanzado esta novela entre las novedades de este mes de febrero. Así que, para gustos los colores. Si tenéis la oportunidad en la librería de echarle un ojo a ambos libros, para comparar cuál os convence más, perfecto. Yo he quedado muy contenta con la versión de Impedimenta, que además al principio tiene un texto introductorio acerca del autor y la época que le tocó vivir, y unas notas aclaratorias del traductor. Eso sí, casi aconsejo leer la introducción al final, una vez leída la novela, por que mete algunos espoiler (¡Chiquillo, no me revientes la novela antes de empezar! jajaja).

08 febrero 2016

Unas letras desde más allá de lo inhóspito...

¡Muy buenas a todos!

Supongo que más de uno habrá pensado a estas alturas que me habían abducido o algo por el estilo, jajaja... No sé cuántas veces me he propuesto actualizar el blog más a menudo. Lo cierto es que estos dos últimos meses han sido bastante cruditos laboralmente... Pero bueno, vamos a intentar recuperar la rutina y un poco la alegría que me da este rinconcito, y aunque tengo mis vicios un poco aparcados, algo he ido haciendo.

Para empezar, quiero hablar sobre una lectura conjunta que me he animado a hacer este mes de febrero, gracias al blog Crónicas de Magrat. Es la primera vez que hago una lectura al mismo tiempo con otros blogueros, y seguro que es una gran experiencia. La novela que vamos a leer es ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick, también conocida por ser la novela en la que se basa la película de ciencia ficción Blade runner.

Realmente, para mí es una relectura, puesto que lo leí hace unos años. El problema es que no lo disfruté demasiado porque me esperaba la película (la cuál adoro), y me encontré una trama muy diferente. De hecho, tengo la edición de Booket que muestro a la izquierda, y te la venden como Blade runner, con lo que al empezar a leer te pasas parte del libro buscando dónde puñetas está el parecido con la peli. Ahora, sin embargo, sabiendo que los tiros van por otro lado, la estoy disfrutando más, y me estoy percatando de detalles que en su momento no percibí.

Si alguien se anima con este clásico de la ciencia ficción, que sepa que las diferencias con la película son notables. Hay un grupo de androides huidos, y un cazarrecompensas que tiene que darles caza. A partir de ahí, la trama y los personajes cambian mucho. Mejor saberlo para no llevarse un chasco como me pasó a mí.

Para quién no haya leído nada de este autor, se encontrará una mezcla de realidad con sueño y locura, que te dejará descolocado en más de una ocasión. Yo sólo he leído cuatro libros de él (Ubik, El hombre en el castillo, y Fluyan mis lágrimas, dijo el policía, además del que tengo ahora entre manos), y posiblemente el más "normal" de los cuatro sea El hombre en el castillo. Empezar por Ubik es bastante duro, porque es pura paranoia. Yo empecé por él, y casi me explota la cabeza. De hecho, le presté el libro a un compañero que no había leído nada de K. Dick, y a poco me lo tira a la cara, jajaja....

Hacia finales de mes espero (cruzo los deditos) hacerle su entrada correspondiente. Me alegro, gracias a la iniciativa de esta lectura conjunta, de haberle dado otra oportunidad a este libro que ahora estoy disfrutando.


Ahora me meto un poco en manga, ya que estoy leyendo otra obra de uno de mis autores favoritos de terror, Junji Ito. Se trata de Gyo, una historia de dos tomos, publicada por ECC Ediciones (más información aquí).

Kaori y Tadashi deciden pasar sus vacaciones en Okinawa, cerca del mar para desconectar. Tadashi es muy aficionado al submarinismo y tras un pequeño incidente con unos tiburones durante una inmersión, la pareja decide volver a Tokio... pero antes de poder regresar empiezan a aparecer extrañas criaturas parecidas a peces con patas. ¿Qué son realmente estos seres? Además, un olor a muerte empieza a impregnar toda la isla. ¿Qué lo está causando? Así es como comienza un descenso en espiral a los horrores (y los hedores) del mar...

De momento sólo he leído el primer tomo, ya que el segundo estaba agotado, pero este mismo mes ha salido una nueva edición, así que en breve me pasaré por mi tienda habitual. He de decir que hasta el momento la historia me está encantando. Pocas veces he tenido unos ataques de risa tan brutales como con este libro. Disfruto como una enana con el terror grotesco y absurdo de este hombre, es tan extremo en algunos momentos que llega a ser hilarante.

Por cierto, hay una versión en anime la cual vi hace bastante tiempo, pero que no aconsejo. A poco si no me leo el manga pensando que era como el anime, que apesta (y mira que en esta historia apesta todo, jajaja...). La historia es lo mismo pero con tres chicas en la playa que no entiendes qué hacen juntas, puesto que se llevan como el culo, que al final te importa un pito lo que les pase, y fanservice gratuito. Recomendable sólo para quién le gusten los bichos repugnantes y ver chicas gritando en tetas.


Siento curiosidad por la opinión del maestro Junji Ito respecto a esta
adaptación de su manga : /
Si alguien más ha leído este manga, ¿qué le ha parecido? Ya os comentaré mis impresiones una vez lo finalice.


Para finalizar, una serie de anime que empecé a ver hará tres o cuatro semanas, Shouwa Genroku Rakugo Shinjuu. De momento sólo llevo tres capítulos, pero me está gustando.

La historia gira en torno a un hombre que acaba de salir de la cárcel, y que busca convertirse en aprendiz de un maestro en el arte del rakugo al que admira desde hace tiempo. Este maestro, Yakumo, es un personaje bastante misterioso, y según avance la trama, conoceremos su pasado y su relación con otro gran artista del rakugo.

El rakugo consiste en un narrador que, sentado sobre un cojín en el escenario, se dedica a contar anécdotas y a realizar monólogos humorísticos mientras interpreta diferentes papeles.

Se trata de un anime de género costumbrista e histórico, ya que la trama transcurre aproximadamente entre los años 1940-1970, pero centrado sobre todo en el mundo de este tipo de teatro.

Esta serie, precisamente por la trama tan japonesa que tiene, no es para todo el mundo. Las partes en las que tenemos los monólogos pueden resultar tediosas, ya que las representaciones salen completas, y para un occidental no acostumbrado a algo como esto puede resultar aburrido. A mí no se me hizo pesado, pero sí he leído comentarios de gente que se aburría soberanamente.

De momento, me tiene atrapada la curiosidad por saber más acerca del pasado de Yakumo.


Por supuesto, a ver si me pongo las pilas, y en las próximas semanas voy haciendo las entradas que tengo pendientes desde tiempos inmemoriales.

Hasta la próxima misión.