02 mayo 2016

Novela: Norstrilia

Vuelvo por tercera vez al universo de los Señores de la Instrumentalidad, a un futuro muy lejano, y lo hago con la única novela que escribió su autor, ya que el resto de su obra son relatos cortos.

Norstrilia fue escrita por Cordwainer Smith en 1960, pero se editó dividida en dos partes. La primera parte, llamada The Planet Buyer, publicada en 1965; y la segunda parte, The underpeople, en 1968. No fue hasta 1975 que se volvió a editar en su forma original y completa.



Título: Norstrilia
Autor: Cordwainer Smith
Byblos, Ediciones B
Género: Ciencia ficción
Englobado en el universo de los Señores de la Instrumentalidad, tomo 3.

Hacia el año 16.000: Vieja Australia del Norte, más conocida como Norstrilia, el planeta más rico y temido de los mundos conocidos. El más rico gracias a que es el único lugar en el que se puede sintetizar la droga santaclara, o stroon, una sustancia que es generada por ovejas enormes y enfermas, y que es una fuente de cuasi-inmortalidad, ya que prolonga la vida humana durante siglos. Temida ya que entrar en el planeta es imposible, debido a las múltiples defensas que lo rodean, y a la fiereza con que los norstrilianos lo defienden para evitar el robo de sus valiosas ovejas.


Rod McBan ciento cincuenta y uno es un joven de 16 años, y futuro heredero de la Finca de la Condenación, una de las granjas más importantes del planeta. Si sobrevive. En Norstrilia se realiza un control de la natalidad por familias, para mantener una genética fuerte y sana, y a todos los jóvenes se les somete a una prueba en el llamado Jardín de la Muerte, dónde sólo los más aptos y fuertes pueden seguir viviendo. Rod se prepara para la prueba con pocas esperanzas, ya que ha nacido con sordera telepática, y en una sociedad dónde todo el mundo se comunica telepáticamente, esa carencia le convierte en un minusválido, y posible no apto para seguir viviendo.

Para conservar la vida y seguir siendo el propietario legítimo de la finca, Rod vivirá toda una serie de aventuras, entre ellas, el llevar a una bancarrota temporal a Norstrilia, y comprar el planeta Tierra. Ahí es nada.