02 mayo 2016

Novela: Norstrilia

Vuelvo por tercera vez al universo de los Señores de la Instrumentalidad, a un futuro muy lejano, y lo hago con la única novela que escribió su autor, ya que el resto de su obra son relatos cortos.

Norstrilia fue escrita por Cordwainer Smith en 1960, pero se editó dividida en dos partes. La primera parte, llamada The Planet Buyer, publicada en 1965; y la segunda parte, The underpeople, en 1968. No fue hasta 1975 que se volvió a editar en su forma original y completa.



Título: Norstrilia
Autor: Cordwainer Smith
Byblos, Ediciones B
Género: Ciencia ficción
Englobado en el universo de los Señores de la Instrumentalidad, tomo 3.

Hacia el año 16.000: Vieja Australia del Norte, más conocida como Norstrilia, el planeta más rico y temido de los mundos conocidos. El más rico gracias a que es el único lugar en el que se puede sintetizar la droga santaclara, o stroon, una sustancia que es generada por ovejas enormes y enfermas, y que es una fuente de cuasi-inmortalidad, ya que prolonga la vida humana durante siglos. Temida ya que entrar en el planeta es imposible, debido a las múltiples defensas que lo rodean, y a la fiereza con que los norstrilianos lo defienden para evitar el robo de sus valiosas ovejas.


Rod McBan ciento cincuenta y uno es un joven de 16 años, y futuro heredero de la Finca de la Condenación, una de las granjas más importantes del planeta. Si sobrevive. En Norstrilia se realiza un control de la natalidad por familias, para mantener una genética fuerte y sana, y a todos los jóvenes se les somete a una prueba en el llamado Jardín de la Muerte, dónde sólo los más aptos y fuertes pueden seguir viviendo. Rod se prepara para la prueba con pocas esperanzas, ya que ha nacido con sordera telepática, y en una sociedad dónde todo el mundo se comunica telepáticamente, esa carencia le convierte en un minusválido, y posible no apto para seguir viviendo.

Para conservar la vida y seguir siendo el propietario legítimo de la finca, Rod vivirá toda una serie de aventuras, entre ellas, el llevar a una bancarrota temporal a Norstrilia, y comprar el planeta Tierra. Ahí es nada.


Esta novela, aunque cuenta una historia que se sostiene por sí misma, es conveniente haber leído los relatos cortos para meterte mejor en la trama (tomos I y II, reseñas aquí), ya que hace referencia a contextos históricos del futuro (el llamado Redescubrimiento del Hombre) y a personajes que ya se tocaron en las narraciones cortas. Norstrilia es como un marco en el que van encajando las piezas que ya vimos en anteriores cuentos, y vemos que conforman un todo, un universo sólido.

El libro contiene dos tramas principales que se desarrollan juntas. Por un lado, la historia de Rod McBan, y cómo llega a hacerse dueño de la Tierra (no sin ayuda, ya que desde el principio vemos cómo alguien mueve los hilos de su vida). Y por otro lado, la trama del subpueblo, encabezada por G'Mell, la chica-gato, y su lucha por una mayor justicia y un reconocimiento de sus derechos. El subpueblo está formado por animales genéticamente manipulados para que tengan aspecto humanoide, y son los que se encargan de las tareas más pesadas, como esclavos.

Se nos muestra cómo son dos sociedades tan diferentes como la norstriliana y la terrestre. Los norstrilianos son gentes de ambiente rural, ganadero, que rehuyen las comodidades y la tecnología, conservadores y atados a las tradiciones, tanto, que siguen esperando el regreso de la ausente Reina Isabel II de Inglaterra (aquí no pude evitar reírme). De hecho, el gobierno norstriliano es la Commonwealth, la institución más antigua de la humanidad, más que la Instrumentalidad. Muy british.

En la Tierra tenemos una sociedad que se consume de pura perfección, de aburrimiento. Largos años de comodidad sin preocupaciones, sin trabajos que realizar puesto que lo hacen los robots y el subpueblo, sin motivaciones para luchar y vivir, hacen que la humanidad entre en una decadencia. En este contexto surge un movimiento llamado el Redescubrimiento del Hombre, con el que se intenta que la humanidad recupere su identidad y su vitalidad mediante la recuperación de cosas del pasado: las naciones, los distintos idiomas, el dinero, permitir el envejecimiento, resurgimiento de las enfermedades de forma controlada, y otro tipo de cosas que provoquen estrés y sufrimiento, para que las personas luchen y busquen soluciones. 

Norstrilia, planeta seco y cruel, dónde todo enferma, y sus gentes se vuelven duras. Sus ovejas, enfermas y
deformes, destilan la mayor riqueza de todo el universo: el stroon y la inmortalidad.


Contar mucho más de la novela es complicado porque está todo muy engarzado, con muchos personajes y situaciones que harán que nuestro protagonista, que salió de su planeta siendo un chiquillo, madure y gane en sabiduría y conocimiento. 

El lenguaje que utiliza es lo que más me gusta. Como siempre digo, si os gusta la forma de escribir de Ray Bradbury, esa manera casi poética de expresarse y de narrar las cosas, seguro que os gusta Smith.

Esta es una historia que tiene tal cantidad de conceptos e ideas originales (incluso delirantes), que es imposible no terminar dándole vueltas a algo. A la conclusión que lleguemos cada uno, ya depende de nuestras vivencias, como bien dice Cordwainer Smith en un prólogo que escribió para la antología Space Lords:

"Todo lo que puedo hacer es trabajar los símbolos. La magia y la belleza llegarán de tu propio pasado, de tu presente, de tus esperanzas y de tus experiencias.", fragmento tomado de la presentación que hace Miquel Barceló para la edición de la novela.

A quién lea este libro, va a ser inevitable que le venga
a la "cabeza" esta imagen de Futurama, jajaja...
¿Influencia de Norstrilia?
A pesar de no ser un autor tan conocido como otros grandes (Frank Herbert, Isaac Asimov, Bradbury...), estoy segura que quiénes hayan leído a Smith han quedado tan prendados como he quedado yo. Y su influencia posterior en la ciencia ficción es indudable, como ya comenté en una entrada anterior (ver aquí) respecto al tomo dos.

Para terminar, recordar que de momento estos libros están descatalogados en España, con lo cuál, para leerlos hay que tirar de biblioteca, o comprarlos de segunda mano. En inglés sí que los he visto en alguna web, así que es una opción para quién se maneje bien con el idioma.



En conclusión: Norstrilia, incluyendo sus relatos, crea un universo tan sólido y creíble, que un amante de la ciencia ficción no debería dejar pasar. En una envoltura de futurismo, con criaturas genéticamente manipuladas, robots, naves espaciales, etc... encontramos grandes historias de superación personal, de lucha por una justicia social y esperanza.

Espero que no se haya hecho mucha bola la reseña, jejeje.... y que os anime a darle una oportunidad. Yo he disfrutado los tres libros como una enana, y no han dejado de sorprenderme una y otra vez.

Hasta la próxima misión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario