20 junio 2016

Manga: Green Blood

De vuelta al salvaje oeste, traigo mis impresiones del manga Green Blood, de Masasumi Kakizaki. Y he de decir que me ha encantado. Aunque he tardado un tiempo en hacerle su entrada, lo terminé de leer al poco de escribir mis impresiones del primer tomo, allá por marzo (la impuntualidad es marca de este blog, ejem).

Green Blood (serie cerrada, consta de 5 tomos)
Autor: Masasumi Kakizaki
Publicado por editorial Milky Way
Blanco y negro, con algunas páginas a color
Género: seinen, western, drama, histórico
Obras publicadas en España: Hideout (reseña aquí), Bestiarius, X-Gene.

Manhattan, 1865. La pobreza, la delincuencia y la prostitución asolan Five Points, enorme barrio marginal donde se agrupan los inmigrantes que llegaron buscando el gran sueño americano, únicamente para terminar a merced de la cruel realidad de una postguerra, donde reina la brutalidad de la mafia y el desasosiego de una policía corrupta. En medio del caos, el joven Luke Burns trabaja en la zona portuaria tratando de vivir honestamente, e intentando mantenerse al margen de los distintos clanes mafiosos que se reparten Five Points. Lo que no sabe, es que el más formidable y temido asesino, a quien llaman Grim Reaper, no es otro que su propio hermano mayor.


Brad Burns, más conocido como el Grim Reaper, trabajando como un temible asesino a
sueldo a espaldas de su hermano.



Aquí quiero advertir que este manga lo recomiendo sobretodo a quién le guste el western. Aunque la trama empieza en Nueva York, en concreto en el barrio de Five Points, y puedes esperar una historia parecida a la película Gangs of New York (por el tema de los clanes mafiosos y la guerra que se inicia entre ellos), a partir del tercer tomo se desmarca y se convierte en un auténtico western. Lo comento sobre todo porque sé que este género no gusta a mucha gente (al menos, yo conozco poquísima gente que le guste), quién lo empiece con la idea de que va a leer algo de bandas, y se encuentre con un spaguetti western, como ahora comentaré, puede quedar decepcionado.

Esta historia, ante todo, es la venganza de los dos protagonistas. Se inicia en Five Points, dónde los dos hermanos Burns sobreviven en un barrio que es presa de bandas de gánsters, dónde el robo, el asesinato, la prostitución, son el pan de cada día. Curiosamente, leí hace unos años un libro de Charles Dickens titulado Notas de América, en el que relata sus vivencias en el Nuevo Mundo, y sirve de testimonio de la realidad social que se encontró, y entre todos los lugares que visitó, Five Points fue uno de ellos. Que se ganase el título de uno de los peores barrios del mundo sin duda se lo merecía. En esta parte de la historia somos testigos de un drama social, ya que la población vivía en unas condiciones lamentables de miseria y violencia. Aviso que en el manga hay mucha violencia explícita, tanto a hombres como mujeres, para quién sea más aprensivo.




A raíz de unos hechos, ambos hermanos deciden abandonar Nueva York, y se embarcan en un viaje que les llevará por distintas ciudades, con la idea de vengarse de un peligroso criminal. Es a partir de aquí cuando nos encontramos con un western que tiene todos los ingredientes del género. Los granjeros que son empujados a malvender sus granjas en beneficio del ferrocarril. Conflictos raciales. Robos de ganado. Fuertes militares asediados por indios que intentan defender su territorio. Al que busque tiroteos, los va a encontrar, y muchos.

El dibujo me parece una maravilla. Posee un gran detalle. El barrio de Five Points resulta deprimente; ver las condiciones de duro trabajo en los muelles, la impunidad con la que actúan los gánsters, la casi esclavitud de las chicas que trabajan en los burdeles... llega a dar todo bastante asco, y creo que lo sabe reflejar muy bien. La atmósfera llega a ser muy opresiva y tensa.

Y aquí tenemos una bonita selección de malotes de Five Points. Entre Sr. Joker, el
Sr. Conejo, y el Tío Tuerto, válgame, jajaja...


Y algo que comenté en la primera impresión que escribí en marzo, que me recordaba a un spaguetti western, se vio confirmada en el tomo 4, ya que el autor nos regala un pequeño epílogo en el que explica por qué ha hecho un manga de este género:
Sí, lo confieso: me encantan las películas del oeste. Me impactó muchísimo cuando, de chaval, vi Django en la tele y pensé "¡Cómo mola Django!". Creo que esto fue el inicio de todo. Y en esa época no sabía que se trataba de un "spaguetti western". ( fragmento del epílogo)
Con echarle un vistazo, se nota enseguida: los duelos de miradas tan dramáticos, los malos más feos que un dolor, las caras sudorosas con todo tipo de defectos en la piel, las ropas desaliñadas y sucias (de hecho, el abrigo que lleva Brad Burns está inspirado en el que lleva el actor Franco Nero en la película Django). Vamos, que sí que le gusta el spaguetti a Masasumi, jajaja...





En conclusión: a quién le guste el género western, lo va a disfrutar porque tiene todo lo que esperas de él. Desde conflictos mafiosos hasta historias de vaqueros recorriendo las grandes praderas, conflictos por culpa del ferrocarril, enfrentamientos con los indios, y sobre todo, una gran venganza.




Y ya que he traído un western al blog, estoy pensando traer otro más, pero de novela. Creo que es un género un poco maltratado, y no entiendo por qué ese menosprecio. Hay grandes historias que creo merecen ser más conocidas. Y la novela que tengo en mente dio lugar a una de las mejores películas del oeste que se han hecho. Pero bueno, todo se andará, jejeje...

Hasta la próxima misión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario