26 julio 2016

Novela gráfica: Emigrantes

¿Qué es lo que lleva a tanta gente a dejarlo todo atrás para viajar hacia un país desconocido, un lugar en el que no tienen familia ni amigos, dónde nada tiene nombre y el futuro es una incógnita?

Con esta premisa, el autor Shaun Tan nos contará la historia de un hombre que se verá obligado a separarse de su familia, en busca de un futuro mejor. Y con él, conoceremos también a otros emigrantes que han tenido que abandonar sus hogares, ya sea por huir de la pobreza, la guerra, las persecuciones ideológicas...

Emigrantes (2006)
Autor: Shaun Tan
Otros títulos de este autor: Las reglas del verano, El árbol rojo, El rey pájaro, Esbozos de una tierra sin nombre...


Se trata de una novela gráfica sin palabras, con imágenes en tonos sepia, como si fueran fotografías antiguas (incluso el propio libro parece un álbum de fotos). Aún sin texto, las imágenes son tan elocuentes y expresivas que no te cabe duda sobre lo que estás "leyendo". El dolor de la separación de la familia, el largo viaje hasta un país extraño, dónde no conoce a nadie, ni el idioma, las costumbres, la comida... hasta que poco a poco va conociendo a otras personas, también emigrantes, y cada uno nos relata brevemente su propia aventura. El dibujo es maravilloso, con una fantasía desbordante, y no por ello suaviza una cruda realidad.


Este libro, desde el momento que le eché el ojo, supe que tarde o temprano caería en mis manos. Tenía más o menos cuatro años cuando un día, el salón de mi casa se llenó de bolsas y maletas. Había llegado un hombre que no conocía, y que no dejaba de mirarme. No fue hasta que mi madre me dijo "Dale un beso a papá" que yo entendí quién era. Para mí, mi padre era la voz del teléfono, que llamaba los sábados. Se había marchado cuando no era más que un bebé, y pasarían muchos años hasta que mi padre dejara de abandonar su hogar. Por eso, cuando veía las imágenes de la hija pequeña del protagonista, no dejaba de pensar "Sé exactamente lo que sientes".

Una historia muy humana, narrada con mucha sensibilidad, y que te deja una agradable sensación de esperanza en el futuro una vez finalizas.

Acerca de la edición, es preciosa y muy cuidada. Tiene encuadernación en cartoné, y un tamaño de 23x31 cm., con 132 páginas. La calidad del papel es muy buena, y lleva una cinta de raso de marcapáginas (no sé si recibe un nombre concreto esta cinta). Ronda más o menos los 20 €, o algo más. Como regalo para alguien que aprecie la ilustración me parece una maravilla. Y para darnos un homenaje, un caprichito, también, jeje...

Os adjunto unas imágenes para que os hagáis una idea. Os dejo aquí un enlace muy interesante sobre el proceso creativo de su autor a la hora de realizar esta obra.

Hay páginas que parecen fotogramas, con toda la secuencia de imágenes, de
un realismo que te deja un buen rato estudiando cada "foto".


La llegada al destino, emulando la llegada de millares de emigrantes a Nueva York a finales del s. XIX.


Las primeras trabas del protagonista intentando comunicarse.


Estas fotografías las he hecho con la cámara para que veáis el tamaño
de algunas ilustraciones, a doble página. Impresionante.

Hay imágenes que hablan por sí solas. No necesitan palabras.
La guerra nunca cambia.

Alucinante a la par que terrorífica. Hay ilustraciones que te dejan
boquiabierto.

Espero que os haya gustado esta pequeña galería. Sin duda, este libro es uno de mis niños mimados.

Hasta la próxima misión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario