24 agosto 2016

Anime: Perfect Blue

Hoy se cumplen seis años desde que el gran Satoshi Kon nos abandonó. Se marchó con tan sólo 46 años, pero dejando un puñado de películas que son maravillosas, sin olvidar su obra en manga, que no se queda atrás, y que fue publicándose en España gracias a la editorial Planeta deAgostini (abajo dejaré un par de enlaces en los que hablé un poco de sus mangas).

Perfect Blue (パーフェクト・ブルー; Pāfekuto Burū)Año:1997
Director: Satoshi Kon
Estudio de animación: Madhouse
Duración: 100 minutos aprox.
Género: thriller psicológico
No recomendada a menores de 18 años


Perfect Blue fue la segunda película realmente adulta que vi, después de Akira, hará... bufff, muchísimos años. Aquí fue cuando descubrí que la animación no tiene porqué ser sólo para niños, los famosos dibujitos chinos como los llamaba mucha gente. He de decir que no me enteré demasiado de la trama por que no esperaba esa carga tan compleja en el argumento. Muchos años más tarde, cuando volví a verla otra vez, fue cuando ya entendí qué me estaba contando (algo de bueno tendrá el cumplir años) y la disfruté como una enana.

Sinopsis: Tras dos años siendo una ídolo juvenil del trío musical CHAM!, Mima Kirigoe decide abandonar el grupo para perseguir su sueño de convertirse en actriz. Alentada por su entorno, decide romper con su imagen de niña buena y acepta un papel en una serie policíaca subida de tono, lo que provoca la ira de muchos de sus fans. Pronto descubre que alguien está escribiendo un blog en internet en el que se explican detalles íntimos sobre su vida, y un misterioso acosador empieza a amenazarla. Su vida se irá tornando en pesadilla, al punto de difuminarse la línea entre realidad y ficción.



Perfect Blue (1997) fue la primera película que dirigió Satoshi Kon. Anteriormente había participado como guionista o haciendo diseños para Memories, Roujin Z o World Apartment Horror, todas ellas junto a Katsuhiro Ôtomo. En este anime ya vemos uno de sus temas más recurrentes, como es esa confusión entre lo real y las alucinaciones/sueños.

Hace un par de días, cuando he vuelto a ver la película, me he percatado de detalles que no recordaba, y que hace que no sea simplemente un thriller, si no también una crítica social.

¿Realmente Mima desea ser actriz, o es reconducida por ese camino por sus mánagers? Hay una escena dónde los dos mánagers discuten sobre esta cuestión mientras ella permanece callada y mirando hacia abajo, aún cuando están jugando con su carrera. En otra escena, Mima habla por teléfono con su madre, y esta le recuerda que su sueño era ser cantante. Tenemos a una joven protagonista fácilmente manipulable, que pierde el control de su propia vida y queda en manos de la industria del espectáculo. Empieza a realizar una serie de trabajos, empujada por su entorno, con los que no se siente nada cómoda, y ahí empieza su propio conflicto interior. Por un lado no desea seguir por ese camino, pero a la hora de la verdad no es capaz de negarse. Los propios fans que tanto la idolatran, luego la menosprecian como si fuera una cualquiera, como si por el hecho de haber grabado escenas adultas se hubiera mancillado la imagen de pureza que tenían de ella.


Para alimentar ese conflicto interior, Mima descubre que alguien ha creado una página web llamada La habitación de Mima, en la que escribe muchos detalles de su vida privada, de su rutina diaria, que sólo personas muy cercanas podrían conocer. Lo cual hace saltar todas las alertas al ser consciente de que está siendo vigilada por alguien desconocido.

Mientras mantiene una lucha con esa parte de sí misma que reniega de su nueva carrera, y siente la amenaza de ese desconocido que la observa, empiezan a producirse una serie de atentados y brutales asesinatos. La paranoia está servida.

Visualmente es una maravilla, y ya ha dejado más de una imagen mítica, como la de Mima con la cara ensangrentada, o la escena de la bañera (posteriormente copiada tal cual por Darren Aronofsky en Réquiem por un sueño). Los personajes son muy expresivos, y la protagonista te transmite toda la angustia y la locura que la va envolviendo según avanza la película.




Han pasado casi 20 años, y algo que me ha sacado una sonrisa es lo relacionado con internet. Mima se compra un ordenador para aprender a navegar, y resulta curioso ver cómo se ve abrumada con el mero hecho de entrar en el navegador. A la gente más joven que la vea por primera vez supongo que les resultará chocante, jaja...

Conclusión: Una gran película de animación con una trama realmente angustiosa, dónde su protagonista acaba en una espiral de locura en la que no es capaz de discernir si está dormida o despierta, o incluso si está viva. La agonía de sentirse observado, y el terror a acabar siendo una víctima más de un terrible asesino. Cierta crítica a la industria del espectáculo, al mostrar cómo los mánagers manejan la carrera de sus jóvenes artistas. Totalmente recomendable para los amantes del suspense, con momentos de bastante violencia.


Esperemos que en Selectavisión se vayan animando a traer el resto de la obra de Satoshi Kon. De momento, a parte de Perfect Blue, han editado su serie Paranoia Agent (el título lo dice todo, jaja...).

Aquí dejo los enlaces de dos entradas anteriores sobre los mangas de Satoshi Kon:

- Satoshi Kon, el mangaka

- Reseña de Seraphim

Para terminar, sólo una cosa que añadir.

Le echamos de menos, maestro Kon.

Hasta la próxima misión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario