08 agosto 2016

Novela: Cita con Rama

Hacía ya un tiempo que tenía ganas de leer algo de Arthur C. Clarke (1917-2008), y me decidí por Cita con Rama ya que había oído muy buenas opiniones sobre ella. Y encima de astronautas, ¡¡¡VENDIDO!!!

Cita con Rama (Rendezvous with Rama) (1973)
Autor: Arthur C. Clarke
Editorial Edhasa pocket
Género: ciencia ficción
Otros títulos del autor: El fin de la infancia, Las arenas de Marte, Claro de Tierra...

Después del impacto de un enorme asteroide que destruye completamente Padua y Verona, se inicia el Proyecto Vigilancia Espacial, un sofisticado sistema para detectar la trayectoria de cualquier objeto que aparezca cerca de nuestro planeta.

Hacia el año 2130 se descubre un extraño asteroide, posteriormente llamado Rama, que pasará cerca del Sol para seguir su camino alejándose del Sistema Solar. En un momento dado, Rama empieza a dar indicios de ser artificial, y lo que en principio era interés científico, se irá transformando en inquietud. Para obtener más datos de este objeto, se decide enviar una nave, la Endeavour, en misión de reconocimiento, bajo el mando del comandante Norton. Deberán reunir toda la información posible antes de llegar al perihelio, ya que llegado a ese punto deberán abandonar Rama para no peligrar por la cercanía al Sol.


Esta novela me ha parecido muy interesante, tanto por lo que van encontrando los equipos de reconocimiento, como por las teorías que se empiezan a barajar acerca del origen de Rama (teorías de todo tipo, desde puramente científicas a otras con connotación religiosa). A parte del equipo de la nave Endeavour que se encuentra in situ en el "asteroide", tenemos también el Comité Rama. Este comité está formado por los embajadores de los mundos habitados (Tierra, Luna, Mercurio, Ganímedes, Titán, Tritón, y Marte), y un grupo de científicos expertos en astronomía, exobiología, arqueología... que se dedicarán a plantear hipótesis con los datos que les envía Norton.

Rama es un gigantesco objeto de naturaleza  artificial, de forma cilíndrica y hueco, en cuyo interior hay un mundo frío e inerte. Cuando los equipos de reconocimiento ya están instalados en su interior, Rama irá despertando de su letargo, y empezará a evolucionar como si se preparase para albergar vida.

La novela intercala capítulos centrados en Norton y su equipo, y capítulos del Comité Rama, de tal forma que los descubrimientos que van haciendo, luego son comentados y analizados por el comité, y vemos las distintas teorías que se les van ocurriendo, muchas basadas en propuestas reales que se han barajado y teorizado (en un momento dado, uno de los miembros menciona a J. D.Bernal, científico irlandés que teorizó sobre un método de colonización interestelar, la Esfera de Bernal).

Tenemos teorías como que se trata de un arca del espacio, realizada por una civilización alienígena que intenta sobrevivir a alguna catástrofe. Uno de los personajes llega a plantear que puesto que Rama parece estar vacío, puede ser un arca enviada a nuestro sistema (¿por quién?) para salvar a los humanos de algo que vaya a suceder, como un Arca de Noé (visión más religiosa). Incluso opiniones de que se trata de una especie de caballo de Troya que puede amenazar a la humanidad. Las discusiones entre los miembros del comité me parecen de lo mejor, porque hay choques entre las opiniones de unos y otros, y las exposiciones son muy verosímiles..

El autor también aprovecha para introducir de forma muy inteligente detalles de cómo es la sociedad en ese futuro, los problemas de superpoblación de la Tierra, cómo se han creado colonias en distintos lugares del Sistema Solar, etc. En cuanto a personajes, del que llegamos a saber más es de Norton. Del resto del equipo te da la información suficiente como para que quieras seguir sus pasos, sin saturarte con demasiados datos, ya que acompañamos a distintos miembros de la expedición.

Esta película me provocó el mismo vértigo al perder el
sistema de referencia. ¿Qué es arriba y abajo? ¿Cuál es
el suelo y el techo? Peli recomendable.
Y por supuesto, lo que más me ha gustado ha sido Rama en sí misma. Cada vez que te sorprende con algo nuevo, pero no sabes qué significa, empiezas a especular al mismo tiempo que los protagonistas. Las descripciones de ese mundo eran tan precisas que no pude evitar coger lápiz y papel, y empezar a hacer bocetos de todo aquello. El autor sabe transmitir la inmensidad de ese mundo cilíndrico, dando gran importancia a cómo afecta psicológicamente a los astronautas la percepción de un mundo que contradice lo que sus ojos ven. Un mar con forma de anillo, un cielo que no es cielo, una planicie redonda... me provocaba la misma sensación que cuando vi el anime de Sakasama no Patema (si no lo habéis visto, está curioso), perdía mi sistema de referencia constantemente, no sabes qué es arriba o abajo.

Por si no se nota, el libro me ha encantado, jajaja...

A parte, hay tres secuelas más que escribió con Gentry Lee (Rama II, El jardín de Rama, y Rama revelada), pero esta se puede leer perfectamente de forma autoconclusiva. No es necesario ir a por las secuelas, a no ser que desees saber más de ese mundo.

En conclusión: Es una novela que la recomiendo mucho a quién le guste la ciencia ficción, y el debate que despierta la posibilidad de vida inteligente en otros mundos, y si es factible el poder viajar de una estrella a otra. Y todo razonado de forma científica, sin añadir fantasías. Muy bien escrito, con exposiciones muy claras, para nada farragosas, más tratándose de un texto dónde hay mucha ciencia.

Corte transversal de Rama. Me acabo de dar cuenta que no he puesto
el resto de ciudades, jaja... Pero lo más importante está plasmado.


SÓLO PARA LOS MUY CAFETEROS...

... como el tema de los asteroides es algo que me fascina de siempre, unas cuantas menciones sobre este tema. En la actualidad, distintas agencias espaciales recopilan información sobre asteroides, principalmente sobre aquellos cuyas órbitas son más cercanas a la Tierra (NEOs, Near Earth Object). Han caído meteoritos a lo largo de toda la historia del planeta, algunas veces con consecuencias devastadoras, y seguirán cayendo. Sólo hay que recordar el que cayó en Rusia en 2013, liberando una energía de 30 veces la bomba atómica de Hiroshima.

Desde luego, si hoy en día se nos viniera encima un asteroide como el que golpeó el planeta hace 65 millones de años, que provocó el declive de los dinosaurios, difícilmente podremos hacer algo. Pero situaciones como la de Rusia, si son detectados y se puede alertar a la población para que se resguarde y evitar daños personales, es un avance. Por supuesto, esta vigilancia es importante también para evitar colisiones en satélites de comunicaciones o en transbordadores espaciales.

Como se trata de una realidad que está ahí y que puede pasar (tampoco nos pongamos histéricos, es más fácil que nos pille un coche), las distintas agencias estudian formas de, llegado el caso, evitar el impacto de un asteroide. Un ejemplo es la misión "Don Quijote", ideada por un ingeniero español, que se compone de dos sondas espaciales, Hidalgo y Sancho, cuyo objetivo sería desviar la trayectoria del asteroide. Por lo que he leído, el proyecto está estancado por los recortes presupuestarios. Os dejo aquí el enlace sobre este proyecto, en una noticia.

También os dejo este artículo de la ESA (European Space Agency), sobre el impacto del asteroide de Rusia.

Hace años saltaron las alarmas con un asteroide llamado Apophis, ya que había un alto riesgo de que pudiese caer en el planeta. Recuerdo que se me grabó el nombre ya que se llamaba igual que el goa'uld malo de la serie Stargate. Pues cotilleando en la web de la ESA he encontrado un enlace que muestra la lista de los asteroides cuyo riesgo es mayor, y ahí tengo a mi amigo Apophis:

- Enlace al listado de los Near Earth Object de más riesgo.
- Si pinchas en el asteroide que te interese, te lleva a una ficha con datos relevantes, y si pinchas en la imagen, te sale una animación del movimiento orbital del cuerpo en relación con los planetas (esto ya es para flipado nivel avanzado como la nena).

Si cliqueais la imagen para verla en grande, la órbita roja es la de
Apophis, superpuesta sobre la órbita terrestre.

Bueno, creo que por hoy ya está bien de meteoritos. Se supone que esto era la entrada de una novela, jajaja... De todas formas, esta web es la primera vez que la husmeo, y todavía me queda mucho por indagar. A quién le guste el tema espacial, está interesante echar un ojo y conocer lo que se está haciendo y descubriendo en astronomía.

Hasta la próxima misión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario