12 febrero 2017

Novela: El resplandor


Hacía muchos años que no leía nada de Stephen King. Creo recordar que lo último fue La cúpula, y lo leí al poco de publicarse, con lo cual ya ha llovido lo suyo... y nevado... y granizado. Por eso, a finales del año pasado decidí desenterrar de las profundidades de la librería Cementerio de animales, para releerlo, y ya cogido el gusto, decidí continuar con El resplandor, que le tenía ganas desde hace mucho tiempo. Así que me pasé la Navidad disfrutando de una terrorífica lectura, mientras superaba una de las peores gripes que recuerdo. Todo muy febril y horrible, jajaja...


El resplandor (The shining - 1977)
Autor: Stephen King
Editorial Debolsillo
Traducción: Marta I. Guastavino
Género: drama psicológico, terror
Otras obras: Cementerio de animales, El umbral de la noche, La cúpula, Ojos de fuego... y un larguíiisimo etcétera.

Danny es un niño de cinco años que posee un don llamado esplendor. Con él es capaz de percibir pensamientos o sentimientos ajenos, o conocer cosas que aún no han sucedido. Y sabe que algo malo les espera a él y a sus padres. Mientras tanto, su madre hace lo posible para mantener un matrimonio que hace aguas por todos lados, y su padre acepta un empleo como vigilante para cuidar de un hotel de lujo, el Overlook. Así es como la familia Torrance se traslada a las montañas de Colorado, para pasar el invierno aislados en un enorme hotel que guarda muchos y oscuros secretos en su interior.


Quién haya visto la adaptación cinematográfica de Stanley Kubrick, se dará cuenta que es básicamente la misma historia. Pero después de leerlo, lo primero que aprecias es que solo la mitad del libro aparece en la película. La novela desarrolla mucho más todo el drama familiar previo a la llegada al Overlook.

El desarrollo de los personajes me parece maravilloso. King despliega el alma de cada uno de ellos, para que conozcas su pasado, sus pensamientos, sentimientos y temores. Y sin duda, el que más me ha gustado cómo está desarrollado es Jack.

Primera edición, del año 1977, publicada
por Doubleday & Company.
Jack Torrance es profesor en un prestigioso colegio, y prometedor escritor, pero termina perdiendo su trabajo. Es por ello que acepta el empleo de vigilante. La evolución del personaje me parece perfecta, ya que se trata de un hombre que tiene en su interior rincones muy oscuros, y gran parte de la novela será una lucha consigo mismo. Parece que el problema principal es su alcoholismo, pero esto no es más que la superficie del auténtico problema, que se irá revelando a lo largo de las páginas.

Con Wendy Torrance me pasé medio libro suplicándole que abandonase el hotel mientras pudiera. Que cogiese a Danny y se fuese. Está indecisa. Duda mucho acerca de abandonar a su marido. Sabe que algo va mal. Y esa falta de decisión la terminará lamentando, por ella y por el niño. 

No puedo olvidar al cuarto protagonista de la novela: el hotel Overlook. Según avanza la historia, su presencia se va haciendo más patente, más opresiva, y terrorífica.

La novela consta de capítulos no muy largos, intercalándose capítulos centrados en Jack, otros en Wendy, y en Danny. De este modo, tenemos el punto de vista de los tres protagonistas. El terror viene muy bien dosificado, introduciéndose como pequeñas semillas desde el principio, y según avanza la trama, los elementos perturbadores van en aumento, generando una creciente tensión y angustia. 

Si no habéis leído nunca a Stephen King, se trata de un autor muy minucioso en sus descripciones, que profundiza bastante en la psicología de sus personajes. Va tejiendo un trasfondo que se sostiene perfectamente, y que te ayuda a comprender mejor el porqué de determinados comportamientos o decisiones. Hay lectores que no aguantan este ritmo pausado y recargado de información, pero a quién le guste, lo disfruta mucho.

Es una novela que juega muy bien con la atmósfera. Han habido capítulos que realmente no ocurría nada horrible, pero la propia sugestión de los protagonistas, el aislamiento, el saber que no hay posibilidad de ayuda externa, llega a ponerte los pelos como escarpias. Es mejor no contar mucho más sobre ella para que la descubráis por vosotros mismos. Aún habiendo visto la película, la novela consigue sorprender y aterrorizar. Una gran historia de terror que sin duda merece el reconocimiento que tiene. 

Hasta la próxima misión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario