03 septiembre 2017

Novela: Villette

Hacía tiempo que tenía ganas de leer esta novela, desde que Magrat Ajostiernos la recomendó en su blog (os dejo aquí su link). La única novela que había leído de Charlotte Brontë, Jane Eyre, la leí cuando estaba en el instituto, y recuerdo que me gustó bastante (de hecho, creo recordar que la leí dos veces).

Charlotte Brontë (1816-1855) se inspira en sus experiencias como profesora en un internado de Bruselas, y aprovecha para mostrar un retrato de la sociedad de su tiempo, de las diferencias entre clases, de las estrictas normas que imperaban, entre otros temas. Al igual que en Jane Eyre, la protagonista es una huérfana que deberá luchar para sobrevivir en un mundo que no se lo pondrá fácil, y se trata de una historia que tiene una atmósfera bastante gótica. Esta fue la última novela que escribió, ya que Charlotte Brontë falleció en 1855 a muy temprana edad.


Villette (1853)
Autor: Charlotte Brontë
Editorial Alba Minus Clásicos
Traducción: Marta Salís
Género: drama, misterio, costumbrista
Otras obras: Jane Eyre, Shirley, El profesor...

Lucy Snowe es una joven sin familia, ni dinero, ni posición social, que toma la decisión de abandonar Inglaterra y viajar al continente, hasta la ciudad de Villette, para labrarse un futuro. Terminará trabajando como profesora de inglés en un internado, dónde deberá amoldarse a las estrictas normas de la directora, madame Beck; soportar los caprichos de una de sus alumnas; lidiar con monsieur Paul Emanuel, profesor de literatura de fuerte temperamento y temido por todos en el internado; y enfrentarse al misterio de la fantasmal presencia de una monja que murió a causa de un amor prohibido.


Han pasado ya unos cuántos días desde que lo terminé, y siguen viniéndome a la cabeza momentos de la novela. Sin duda, me ha gustado mucho más que Jane Eyre. La historia está contada como quién echa la vista atrás y va rememorando su vida, guardándose en algunos momentos detalles con los que te sorprende más adelante. Los personajes son de una complejidad maravillosa, y Lucy especialmente me ha encantado.

Uno de los puntos fuertes que yo más valoro es la atmósfera. Me encanta el terror gótico, y esta novela, no siendo exactamente terror, llega a tener una ambientación bastante opresiva. Hay momentos en los que la propia Lucy parezca sentirse arrastrada, impulsada, por las propias fuerzas de la naturaleza, como ocurre en algunos pasajes de tormenta. También disfruta de los momentos de soledad en las zonas más sombrías de los jardines del internado, y se sumerge en sus propios pensamientos. La naturaleza llega a ser un reflejo de los sentimientos de Lucy. Muy característico de la novela gótica.

Lucy intenta prosperar, y abrirse paso en una sociedad que valora más la posición social y económica, y se va labrando un futuro a base de duro trabajo, para poder mantenerse por sí misma y no tener que depender de nadie. Aún siendo una persona de carácter bastante serio y contenido, incluso a veces un poco raspa, había momentos que no podía evitar reírme, porque es una mujer que va de frente y a veces soltaba ciertos comentarios mordaces. Son especialmente buenas las discusiones entre Lucy y monsieur Paul Emanuel, porque ella no se deja doblegar con los comentarios hirientes que él le lanza. Especialmente divertido, e interesante, el capítulo en el que el profesor intenta convertir a "la pequeña puritana" (Lucy es protestante) al catolicismo, y cómo al final acepta los argumentos de ella y la respeta. Destacar al profesor, al que vamos descubriendo poco a poco, eliminando capa tras capa hasta llegar al corazón,  ya que con él pasé del odio a cogerle cariñete, aún con lo jodío que es, jajaja...




En gran parte del libro, Lucy es una especie de espectadora de la vida de los demás. Ella, silenciosa como una sombra, observa todo cuánto acontece a su alrededor, y te hace partícipe de sus conclusiones. Ve cómo sus conocidos van evolucionando, mientras su vida permanece estática y solitaria. Sufres con ella por saberla sin familia ni amigos. Y entiendes que se vuelque tanto en la enseñanza y el aprendizaje, para progresar y ser autosuficiente.

Es una historia que contiene más historias en su interior, y es mejor no desmenuzarla mucho más, porque tenéis que descubrirla vosotros. Es una maravilla cómo está narrada, cómo expone los diversos temas que desea tratar, y sus personajes están muy bien perfilados. Y sin duda, tiene uno de los mejores finales que he leído nunca. Totalmente inesperado. No digo más.

La recomiendo muchísimo. Si no estáis acostumbrados a leer clásicos, no recomiendo empezar por esta, porque es bastante densa, y asfixiante precisamente por esa ambientación gótica. Si queréis empezar con esta autora, recomiendo mejor hacerlo por Jane Eyre. Yo la leí de adolescente y no tuve ningún problema. Pero si ya habéis leído clásicos y no os asustan, tenéis que darle una oportunidad.

Hasta la próxima misión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario