22 julio 2018

Cernégula, el pueblo de las brujas

Mientras leía la novela La fase del rubí, de Pilar Pedraza (ver reseña aquí), hubo una referencia a un lugar que me llamó la atención. El párrafo que despertó mi curiosidad fue el siguiente:

"-¿Qué es, hierba limonera?- pregunto interesada, dejando caer una gota en el dorso de mi mano y frotándola con la otra, mientras aspiro con los ojos cerrados, para que el perfume me inunde.
-¡Qué va! Es hierba de ahorcado de Cernégula- responde Mari Zarpa con un brillo de malicia en sus ojos chicos como los de una mona.
-¡Cernégula!- repito, soñadora-. ¿Ha estado alguna vez en Cernégula?
-Muchas veces, alma mía. ¿No le apetecería un viajecito? Seguro que sí, con esa cara de hechicera que tiene, y esas manos...
Asiento sonriendo. Cernégula..."

Lo primero que pensé: "No conozco este lugar, pero cuando Pilar Pedraza lo pone relacionado con la brujería, y siendo como es historiadora, algo de chicha tiene que haber aquí". Y en efecto, Cernégula es una pequeña localidad de Burgos conocida también como "el pueblo de las brujas".



Cuenta la leyenda que en la laguna de este municipio se reunían brujas venidas de otras partes de Castilla León, Navarra y Cantabria, para realizar sus aquelarres y compartir sus hechizos y pócimas mágicas. Hay numerosas referencias a Cernégula por parte de los inquisidores del Santo Oficio, y en refranes o textos que han mantenido viva la leyenda:

"Los sábados las brujas de Cantabria, tras churrar y al grito de 'Sin Dios y sin Santa María, por la chimenea arriba', parten volando en sus escobas rumbo a Cernégula donde celebran sus reuniones brujeriles alrededor de un espino, para luego proceder al bailoteo y chapuzarse en una charca de agua helada."

A principios del siglo XVII se produjo una fiebre en el norte de España de acusaciones por brujería a raíz de los casos de Zugarramurdi (Navarra). Me llama la atención la figura de Alonso de Salazar y Frías, un sacerdote e inquisidor de origen burgalés, que se encargó de estudiar miles de denuncias por brujería desde un punto de vista más racional, y se encontró con que la mayoría de los testimonios eran contradictorios, o no habían pruebas, con lo que evitó que muchos inocentes fuesen ajusticiados. Me recuerda a los dos inquisidores de La fase del rubí, Torcuato y el padre Losada, que son bastante racionales y son de la opinión de que hay mucho de superstición en los procesos que están investigando.


El Aquelarre, de Francisco de Goya y Lucientes


Os dejo aquí un artículo sobre Alonso de Salazar y Frías que me parece muy interesante, porque fue un hombre que plantó cara cuando todo estaba en contra, y por lo que fue apodado "el abogado de las brujas":

Alonso de Salazar y Frías, el abogado de las brujas, de la web el Diario de Burgos


Y aquí os dejo los enlaces de las dos webs de las que he sacado la información de Cernégula:

- Cernégula: el escondite de las brujas de Castilla, de la web El Norte de Castilla.

- Lugares con historia: Cernégula (Burgos) - Aquí tenéis un vídeo donde el alcalde de la localidad nos presenta su pueblo, la famosa charca de las brujas y la ruta de las brujas.


La de lugares y leyendas/historias interesantes que tenemos aquí al lado, y sin ser conscientes.

Esta entrada ha sido un poco espontánea y sin planificar mucho, pero espero que os haya gustado.

Hasta la próxima misión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario